El abandono de la colonia que Carmena «rescató»

Los vecinos de Nuestra Señora de las Victorias reclaman que el consistorio asfalte su calle interior.

Los vecinos de Nuestra Señora de las Victorias reclaman que el consistorio asfalte su calle interior.

La enajenación de las viviendas de la Colonia Municipal de la EMVS Nuestra Señora de las Victorias en Tetuán fue una batalla judicial que, durante siete años mantuvo enfrentados a los vecinos con el consistorio madrileño por el precio que habían puesto a la compra de los pisos por parte de los inquilinos en una zona que, con los años, se ha revalorizado extraordinariamente. Al rescate llegó la alcaldesa Manuela Carmena que, a través de su delegada de Equidad y responsable de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), Marta Higueras, anunció que no habría más recursos a la última sentencia, de finales de 2015, que daba la razón a los inquilinos y rebajaba considerablemente la enajenación de las otrora viviendas de renta antigua.

Así, hace dos años y medio los vecinos pudieron comprar sus viviendas por el mismo precio que se estableció para otras colonias similares en 2001. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Madrid asumió los pisos que estaban vacíos y que utilizó para realojar a familias, mayormente de etnia gitana. Desde entonces, las cosas no han hecho más que empeorar según denuncia la Asociación de Vecinos de Nuestra Señora de las Victorias.

Para empezar porque desde la llegada de los nuevos vecinos de realojo los problemas de convivencia han ido en escalada. Se han sucedido las quejas por molestias y ruidos hasta altas horas de la noche y esta misma semana se han reunido en la EMVS para denunciar que una vecina fue agredida después de quejarse precisamente del ruido. También han reclamado la suciedad de la zona en la Junta de Distrito sin obtener respuesta. Pero fundamentalmente sus quejas se centran ahora en los socavones que tienen que sortear en la calle interior, denominada plaza de Ángel Carbajo al igual que la adyacente, de paso privado. Los vecinos no recuerdan la última vez que se asfaltó, pero sí que llevan años reclamando, antes incluso de que se pusiese en marcha la enajenación de la colonia y pasase su propiedad de la EMVS, que sigue siendo propietaria de varios pisos a los inquilinos. Esta calle interior, que tiene un acceso desde la plaza de Ángel Carbajo y otro desde la calle Infanta Mercedes, no sólo da servicio a los vecinos, sino que centenares de escolares la cruzan a diario para acceder al Colegio Público José Ortega y Gasset cuyo patio y salida trasera dan a dicha calle privada.

«Los niños ya no pueden ir con la mochila con ruedas porque se les queda enganchada en los socavones y las personas mayores no se atreven casi a salir por miedo a caerse», denuncian desde la Asociación de Vecinos de la Colonia Municipal Nuestra Señora de las Victorias. Es por ello que han presentado numerosas reclamaciones ante el Ayuntamiento a través de Línea Madrid y otros canales en las que piden que se renueve la calzada interior. De este modo, el consistorio les contestó que la plaza de Ángel Carbajo estaba incluida en el plan de asfaltado de 2017, pero se referían a la parte exterior y pública de la plaza en la que se encuentran insignes restaurantes de la capital como el Mesón Txistu y el Portobello.

Cuando volvieron a reclamar respecto a la calle interior, el Ayuntamiento les informó entonces de que ahora es una calle privada que pertenece a la urbanización y, por lo tanto, deben asfaltarla los vecinos. Sin embargo, la asociación de vecinos reiteró su denuncia ante el consistorio puesto que pese a ser una calle privada, existen un puñado de plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) que, en caso de confirmarse que es privada, el Ayuntamiento no podría explotar. «Ni nos asfaltan, ni quitan las plazas del SER», se quejan los vecinos de Nuestra Señora de las Victorias.

Además, se da la circunstancia de que el consistorio también es propietario de las viviendas que adquirió la EMVS para realojar a los vecinos que causan problemas de convivencia, de modo que es otro de los interesados en resolver el conflicto sobre el asfalto y las plazas de parquímetros, ya que le correspondería pagar la parte proporcional si finalmente se resuelve que es responsabilidad de los propietarios. Desde el Ayuntamiento, debido a la interinidad, no pudieron detallar qué se va a hacer al respecto ni tampoco cuándo fue la última vez que se asfaltó la calle interior.

La Justicia dio la razón a los vecinos

Nuestra Señora de las Victorias consta de 250 viviendas que, en 2001, el Ayuntamiento enajenó junto con otras tres –José Antonio Girón, Paseo de los Olivos y San Carlos– para actualizar las rentas de los adjudicatarios de alquiler social o permitirles adquirirlos a precio protegido. En el caso de la de Tetuán, se estableció a un precio cercano al mercado puesto que estaba en una de las zonas más caras del distrito. Los vecinos recurrieron y la Justicia les dio la razón en 2015 obligando al consistorio a establecer las mismas condiciones que para la Colonia Girón.