El Beti Jai renacerá en 2017 como centro cultural y deportivo

El estadio fue construido en el siglo XIX pero ahora sufre las consecuencias de décadas de abandono
El estadio fue construido en el siglo XIX pero ahora sufre las consecuencias de décadas de abandono

El consistorio acometerá su rehabilitación desde enero. Después, estudiará sus usos.

El Ayuntamiento de Madrid confirmó ayer que las obras de rehabilitación del frontón Beti Jai, en pleno corazón de Chamberí, darán comienzo el próximo año. Para ello, los presupuestos de 2016 incorporarán varias partidas –dentro del dinero destinado a las áreas de Cultura y de Urbanismo, además del que tendrá asignado la junta de distrito– con las que afrontar las intervenciones más urgentes que garanticen la seguridad del recinto. Estas obras, según fuentes municipales, podrían ser largas ya que es necesario previamente «hacer un estudio contundente». Esto implica que su apertura podría retrasarse hasta 2017.

El proceso de rehabilitación será independiente al estudio de los usos que se le dará en el futuro. Sin embargo, Concha García, asesora de la junta de distrito de Chamberí, subrayó que que según el Plan General de Ordenamiento Urbano (PGOU), el uso del Beti Jai es «deportivo singular» y que «así es como hay que mantenerlo».

Del mismo modo, esta trabajadora municipal apuntó a que la idea con la que trabaja el consistorio es con la de la consolidación del Beti Jai como recinto cultural y deportivo. De hecho, organizaciones relacionadas con el juego de pelota vasca y algunos gestores deportivos y culturales ya han mostrado interés por el proyecto, aunque desde el consistorio evitaron ayer pronunciarse sobre si, una vez rehabilitado, se realizará una cesión.

Para Alberto Tellería, vocal técnico de la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, es necesario plantear que los madrileños puedan visitar «las obras de rehabilitación para que en ese proceso largo se cree el sentimiento de que los madrileños van a recibir una gran dotación». Así lo subrayaron los trabajadores municipales durante la visita al Beti Jai organizada junto a asociaciones de vecinos y la asociación Salvemos el frontón Beti Jai entre otras, «para que se conociese el espacio».

La decisión de realizar este recorrido junto a las asociaciones que durante los últimos años han defendido la necesidad de recuperar este espacio llega después del malestar que había generado entre ellas que se hiciera pública la visita que el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, realizó este mes junto al arquitecto Norman Foster. Fue una visita privada en la que Foster mostró su interés por el recinto y de la que el Ayuntamiento sólo dio cuenta después de que Libertad Digital informara de ella.