Teatro

El Bosco al cuadrado

Semana grande de la agenda cultural en verano: «El jardín de las delicias», estreno mundial en Matadero, y el «Don Carlo» de Boadella aterriza en El Escorial

Semana grande de la agenda cultural en verano: «El jardín de las delicias», estreno mundial en Matadero, y el «Don Carlo» de Boadella aterriza en El Escorial

La danza y la ópera, de las Naves del Matadero a San Lorenzo de El Escorial, recorren estos días la región con dos espectáculos que dan forma a la semana álgida de la programación cultural veraniega en Madrid. Ayer tuvo lugar en la capital, junto al Manzanares, el preestreno mundial de la última creación de la Compañía Marie Chouinard «El Bosco: el jardín de las delicias», en cooproducción con la Jheronimus Bosch 500 Foundation de Holanda con motivo del V centenario de la muerte del pintor. Una coreografía de consta de tres actos (El jardín de las delicias, Infierno y Paraíso) inspirada en el famoso tríptico de El Bosco. Este espectáculo, que estará en cartel hasta el próximo 28 de julio, forma parte de la programación de Veranos de la Villa, confeccionada por el Ayuntamiento de Madrid.

La Compañía Marie Chouinard fue invitada por Veranos de la Villa y la respuesta no se hizo esperar. Fue la propia directora la que expresó su deseo de arrancar esta producción en la ciudad que acoge en estos momentos la exposición más relevante del pintor holandés. Gracias a esta conexión, la Sala Fernando Arrabal de Naves del Español, en Matadero Madrid, acoge el preestreno de lo que, según informó ayer el consistorio, puede ser un hito en la historia de la danza. Según relató ayer durante la presentación, lo que más ha «tocado» a Chouinard a la hora de «adherirse» al famoso cuadro para crear este espectáculo han sido las «posiciones de los cuerpos» en el cuadro y la «paz interior» que, asegura, reflejan los rostros representados por el holandés en el panel central.

De la danza a la ópera, la Comunidad de Madrid aprovechó el día de ayer para presentar una de sus grandes apuestas culturales para este verano. Es, además, fuera de la capital. Tras arrasar en taquilla durante la temporada de invierno, la ópera «Don Carlo» se representará este jueves y el sábado en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial de la mano del dramaturgo Albert Boadella y con el tenor italiano Massimo Giordano dando vida al protagonista. Al frente de la orquesta estarán Manuel Coves y el Coro de la Comunidad de Madrid. Junto a Giordano, que dará vida a Don Carlo, estará el bajo boloñés Carlo Colombara, que representará al Rey Felipe II, controvertido primogénito del rey Felipe II. En el montaje de Boadella también estará presente El Bosco, aunque en esta ocasión como fondo de la historia, con algunas de sus pinturas sobre el escenario.

La escenografía es obra de Ricardo Sánchez Cuerda, que ya trabajó con Boadella en el decorado de «Amadeu», el vestuario, de Pedro Moreno, último premio Nacional de Teatro, y la iluminación será de Bernat Jansa. «Don Carlo transmite un dramatismo al alcance de cualquier persona capaz de percibir lo que sucede fuera de sí mismo». Palabra de Boadella.