El COAM atribuye el fallo a las costillas de la cúpula

Los arquitectos creen que la inestabilidad de los ejes de la estructura causaron el derrumbe del techo de Las Ventas

La caída de la cubierta no ha sido tan grave
La caída de la cubierta no ha sido tan grave

Apenas unas horas después de que se desplomase la cubierta de la plaza de toros de Las Ventas, ya se investigaba a fondo el fallo que lo provocó. Ingenieros de la empresa fabricante –Spandec– y de los montadores –Grupo Plus– llegaron el mismo lunes por la noche para estudiar exhaustivamente las causas del derrumbe de una estructura en la que Warner Music ha invertido 4 millones de euros, durante el periodo de pruebas tras culminar su montaje el pasado viernes.

Mientras tanto, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha elaborado una teoría que podría explicar cómo la cubierta, que según los montadores había superado las pruebas de carga durante el fin de semana, se pudo caer de madrugada. «Se trata de una estructura muy simple y no creo que influyeran las pruebas de resistencia ni que estuviese haciendo ninguna durante la noche, porque sólo estaba el vigilante y lo suyo es que comprobasen todo el proceso de la prueba», explicó Ricardo Aroca, ex decano del COAM.

Según su opinión, basada en las imágenes que durante el día de ayer se difundieron sobre cómo se había caído la cúpula y en las fotografías de su montaje, el fallo estaría en la inestabilidad de una parte de la estructura: las costillas. La cubierta está formada por un anillo de sujeción externo situado en las graderías y una serie de «costillas» o vigas trianguladas que se sitúan como los radios de la circunferencia. «Estas costillas son elementos que tienden a irse de lado, por lo que se aseguran con una serie de barras y diagonales, para evitar que se doblen y caigan de lado, que se denominan arriostramientos», señaló Aroca.

Por la manera en la que cayó, al ex decano del COAM le da la impresión de que no estaban bien sujetas las «costillas», aunque a priori no puede establecer si este fallo se debió a un problema de diseño o a un error en el montaje de la cubierta. Al respecto, desde Taurodelta, empresa concesionaria de Las Ventas, aseguraron que todavía no hay ninguna teoría confirmada respecto al motivo del colapso de la estructura. Igualmente, explicaron que en cuanto tengan los resultados del informe que ahora elaboran los ingenieros franceses y españoles procederán a realizar las reclamaciones pertinentes. Taurodelta estudiaba desde hace años la posibilidad de cubrir la plaza y fue el acuerdo con Warner Music, con el beneplácito de la Comunidad de Madrid, el que permitió su instalación.

PATRIMONIO CERTIFICA QUE LA PLAZA NO SUFRE DAÑOS

Técnicos de la Dirección General de Patrimonio Histórico confirmaron ayer que el desplome de la cubierta de 160 toneladas de peso instalada en la plaza de toros de Las Ventas no ha causado daños al recinto, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de edificio histórico. Especialistas de la Comunidad examinaron el recinto después de que la cubierta de metal y lona cayese sobre el ruedo. La estructura había terminado de montarse el pasado viernes y había superado las pruebas de carga durante el fin de semana. Estaba en periodo de asentación antes de la aprobación final por parte de los técnicos regionales.