Madrid

El puesto como Comisionado de la Cañada Real de Madrid queda libre por tercera vez

Raúl López, ex alcalde de Coslada, ha solicitado el cese como Comisionado por «motivos personales»

El ex alcalde de Coslada, Raúl López Vaquero, ha cesado a petición propia como Comisionado para la Cañada Real Galiana, por lo que por tercera vez el puesto vuelve a quedar libre desde que comenzó la actual legislatura.

Publicidad

El ex alcalde de Coslada, Raúl López Vaquero, ha cesado a petición propia como Comisionado para la Cañada Real Galiana, por lo que por tercera vez el puesto vuelve a quedar libre desde que comenzó la actual legislatura.

Según han confirmado fuentes de la Consejería de Vivienda a LA RAZÓN, el ex alcalde, tan solo una semana después de haber sido nombrado, en el día de hoy tomó la decisión en el seno del Consejo de Gobierno.

Publicidad

Asimismo, afirman que López ha pedido ser cesado a petición propia por "motivos personales", desconociendo la índole de estas razones. El puesto, en el que se cobran 75.084 euros anuales, queda así vacante por tercera vez. Desde la Consejería aseguran que “confluye la casualidad y la mala suerte”. “Es pura carambola. Primero fue la comisionada que se fue directamente al 112 y ahora Raúl López”, sostienen.

Publicidad

Al comienzo de esta legislatura se ratificó en el cargo a José Antonio Martínez de Páramo, el que hasta entonces había sido el Comisionado desde su creación. Una semana después fue cesado y Ángeles Pedraza, ex presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), ocupó su puesto. La ex presidenta reclamó el cambio al no sentirse cómoda según aseguran fuentes a Ep, siendo designada finalmente como nueva gerente del Organismo Autónomo del 112.

Actualmente la Consejería está valorando el nombramiento de otro Comisionado de la manera más rápida posible. “Vamos a ver si lo podemos llevar al Consejo de Gobierno próximo. Lo idóneo sería llevar el próximo martes un nombramiento, durando una o dos semanas como mucho esta situación”, aseguran desde la Consejería.

A pesar de la rapidez con la que están tratando la situación, confirman que este área no es una de las que “peor” está ahora mismo. “En lo que queda de esta legislatura, en la Cañada Real habrá que culminar los realojos y urbanizar la zona. Es una situación que está bastante encarrilada”, concluyen.