"Hay familias que no pueden moverse en autobús por el precio"

Afirma que 82 euros por el abono B3 resulta imposible de pagar en muchos hogares.

Foto: Jesús G. Feria
Foto: Jesús G. Feria

Afirma que 82 euros por el abono B3 resulta imposible de pagar en muchos hogares.

Antonio lleva usando el transporte público, concretamente el autobús, toda su vida. Día tras día se sube a la línea 70 de la EMT que comunica con San Blas, donde reside, pero también suele utilizar la línea 115 desde Avenida de América para acudir a su puesto de trabajo, situado en la calle Josefa Valcárcel. «En líneas generales no tengo apenas nada que objetarle al funcionamiento del autobús, aunque sí considero que sería necesario incrementar la frecuencia de paso, sobre todo por las mañanas. Entro a trabajar a las 6:30 horas y muchas veces me encuentro con que debo esperar más de 20 minutos». Pero a pesar de que le gustaría que se redujeran los tiempos de espera, su queja principal la dirige hacia el coste del abono transporte:. «Los precios son desorbitados. No me parece normal tener que pagar por el abono de zona B3 82 euros mensuales». Por eso lanza una propuesta a quien ocupe el despacho de Sol: que se incrementen las ayudas para las personas trabajadoras que no tienen cómo costearse estas tarifas tan desproporcionadas y «que no se ajustan a la realidad de los madrileños».

Por otro lado, explica que «normalmente no estoy muy pendiente de cuánto tarda en llegar el autobús, pero ha habido ciertas ocasiones en las que en los paneles ponía una hora de salida que luego no se correspondía con la realidad». Afirma que deberían repararse esos pequeños errores por parte del Ayuntamiento e incrementar las prestaciones a «los que menos tienen. No puede ser que haya familias que no puedan moverse en autobús por el precio. Si se llama transporte público debe ser por algo».

Además, explica que cuando se encuentra en el centro le gusta viajar en Metro por lo cómodo y rápido que es, en comparación con el autobús, «cuyos horarios son más limitados», pero que apenas puede hacer uso de éste debido al lugar tan alejado del centro en el que reside. «No nos brindan esa oportunidad y estaría muy bien que no se dote con todo tipo de ayudas al centro, sino también a las zonas como San Blas, más alejadas. Requerimos de una mejor comunicación», concluye.