Imputado por filtrar las cuentas del PP el abogado y mano derecha de Tomás Gómez

La Razón
La RazónLa Razón

El juez llama a declarar como imputado a Wilfredo Jurado, abogado y mano derecha de Tomás Gómez y ex concejal en Parla, por filtrar las cuentas del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado mes de julio.

El Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid ha ordenado llamar a declarar el próximo 13 de marzo en calidad de imputado a Wilfredo Jurado, abogado y mano derecha de Tomás Gómez y ex edil de Urbanismo en el Ayuntamiento de Parla cuando Gómez era el alcalde, por un supuesto delito de descubrimiento y revelación de secretos previstos en el artículo 197 y siguientes del Código Penal, así como en el artículo 466 del Código Penal.

El juez quiere determinar si Jurado habría filtrado información sujeta al secreto sumarial relacionada con la instrucción del caso Gürtel con el objetivo de erosionar la imagen del Partido Popular y del Grupo Popular de la Asamblea de Madrid.

Los datos supuestamente filtrados el pasado mes de junio por el letrado del PSM forman parte de la contabilidad del Grupo Popular en la Cámara Regional, integrados en el sumario que instruye el juez Ruz en el Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid por la trama Gurtel. Estos datos, meros anexos de información que no tienen nada que ver con la causa, obran en manos de la formación que lidera Tomás Gómez al estar personada en la causa como acusación particular.

Eso es al menos lo que argumentó Iñigo Henríquez de Luna, portavoz del Grupo Parlamentario Popular de la Asamblea de Madrid, en su denuncia de los hechos que remitió al Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional.

Contabilidad de 2010 y 2011

Según el escrito de los populares, el PSM habría remitido a diversos medios de comunicación y, en concreto, a una emisora de radio, el extracto de la contabilidad del grupo parlamentario correspondiente a los años 2010 y 2011.

En dicho extracto aparecen los complementos salariales –sobresueldos según los socialistas- recibidos por los miembros de la dirección del grupo parlamentario popular en la Cámara regional, unas cantidades legales, declaradas a Hacienda y adaptadas a la normativa de la Seguridad Social procedentes de la subvención que la Cámara regional ingresa, como al resto de grupos, al grupo parlamentario popular.

En opinión de Iñigo Henríquez de Luna, la imputación del abogado del PSM demuestra que "Tomás Gómez siempre juega sucio y no tiene escrúpulos ni el más mínimo respeto a la Ley cuando de lo que se trata es de erosionar y difamar al Partido Popular". "Gómez deberá explicar cómo es posible que la contabilidad de del grupo popular, que es totalmente legal, llegara a manos de un medio de comunicación, con el único propósito de lanzar una sospecha infundada sobre el PP".

La filtración de secretos por parte de un abogado está tipificada en el artículo 466 del Código Penal en el que se señala que podrá ser "castigado con las penas de multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo, cargo público, profesión u oficio de uno a cuatro años".

La "huella informática"de Wilfredo

El autor del documento filtrado a los medios y en el que el PP basa su acusación, como aparece en la huella informática del mismo, es Wilfredo Jurado, letrado del PSM en la causa y mano derecha de Gómez.

La existencia de esa huella en el archivo demostraría no solo que el PSM posee toda la información que el PP ha remitido al juez Ruz sobre sus cuentas -algo que el propio Tomás Gómez reconoció en su momento- sino que los socialistas han utilizado dicha información en beneficio propio, dosificando las filtraciones a los medios de comunicación con el único objetivo de ensuciar la imagen de los populares.

Si se demostrara el "juego sucio"practicado por el PSM con la revelación de información sensible sobre el proceso, no solo quedaría clara la mala praxis profesional del representante legal del PSM sino que se pondría de manifiesto el uso político y partidista de dicha información por parte de Tomás Gómez.

Henríquez de Luna retó en junio al PSM y al resto de grupos parlamentarios a hacer públicas las cuentas de todos los grupos con representación en la Cámara regional y ponerlas a disposición de la Mesa de la Asamblea, tal y como recoge el artículo 46.3 del Reglamento. "Frente al juego sucio del PSM en el Partido Popular apostamos por la legalidad y transparencia", comenta el popular antes de retar a Gómez a que "explique este asunto, dé un paso al frente y haga públicas las cuentas de su grupo".

"Los grupos parlamentarios recibimos de la Asamblea una asignación anual para financiar la labor del Grupo y de sus diputados, que es distinta de la del partido, pero tenemos la sospecha de que algunos grupos confunden la contabilidad del partido con la del grupo parlamentario", añade Henríquez de Luna.

Wilfredo Jurado: en el núcleo duro

El actual letrado del Partido Socialista de Madrid fue concejal de Urbanismo cuando Tomás Gómez estuvo al frente del Ayuntamiento de Parla, de donde surge su estrecha colaboración. Jurado es, junto a Rosa Alcalá, Trinidad Rollán, Enrique Cascallana y Amparo Valcarce, miembro del núcleo duro "tomasista".

En su etapa al frente del Urbanismo parleño, Jurado formaba parte del triángulo de poder formado junto a Gómez y el actual regidor Jose María Fraile, entonces concejal de Economía y Hacienda del municipio. Por ellos pasaban las decisiones más importantes, las que convirtieron a Parla en uno de los municipios con más proyección en términos de población, pero que a la larga generaron una deuda que hoy ronda los 300 millones de euros.

Entre otras actuaciones, Jurado pilotó la puesta en marcha del desarrollo urbanístico de Parla Este, un ámbito que cambió de forma definitiva el paisaje de Parla y situó al municipio madrileño como referente del boom inmobiliario de nuestro país.