Política

La contaminación se resiste en el inicio de Madrid Central

Veinte de las 24 estaciones, incluida Plaza del Carmen, superaron los límites anuales de NO2.

Un agente de movilidad, el sábado, durante el primer día de sanciones de Madrid Central
Un agente de movilidad, el sábado, durante el primer día de sanciones de Madrid Central

Veinte de las 24 estaciones, incluida Plaza del Carmen, superaron los límites anuales de NO2.

El primer día de sanciones en Madrid Central no se ha traducido en un descenso considerable de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2). Ni siquiera en Centro, zona cuyo acceso está castigado desde el pasado sábado si no se cuentan con los distintivos medioambientales correspondientes. Así lo refleja el boletín diario sobre la calidad del aire que el Ayuntamiento facilita en su web. En total, 20 de las 24 estaciones de la capital superaron el día 16 los 40 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de NO2 de media, que es considerado el valor límite anual para la protección de la salud humana.

Opacidad en los datos

Una de ellas es Plaza del Carmen, única estación que se encuentra dentro del perímetro restringido y que alcanzó los 50 µg/m3. Sorprendentemente, es el único medidor del cual el Ayuntamiento no ofreció ayer los datos por franjas horarias, lo cual impide hacer una comparación pormenorizada con respecto al sábado anterior. Sin embargo, si se hace la media por horas de aquel sábado 9 de marzo, una semana antes del inicio de las multas, podemos comprobar que la media apenas alcanzaba los 38 µg/m3. Es decir, el primer día «serio» de Madrid Central supuso un aumento de más de 10 microgramos de NO2.

Con todo, hubo otras estaciones que superaron estos valores con amplitud. Fue el caso de las dos zonas más contaminantes de la capital: Plaza Elíptica y Escuelas Aguirre. En la primera se concentraron de media 76 µg/m3; en la segunda, 73 µg/m3.

En cuanto a las zonas fronterizas de las nuevas áreas restringidas, los resultados tampoco fueron mucho mejores. Una de ellas es Plaza de España, que registró 58 microgramos de dióxido de nitrógeno. En lo que respecta a los medidores de Ramón y Cajal y Castellana, alcanzaron los 55 y los 54 µg/m3 respectivamente. Por su parte, el distrito de Chamberí, que está llamado absorber buena parte del tráfico que antes optaba por la Gran Vía como salida de Madrid, los datos señalan una media de 57 microgramos. En líneas generales, las 22:00, las 00:00 y la 01:00 fueron las horas donde se produjeron los mayores picos.

Sólo cuatro zonas obtuvieron ayer una media saludable en lo que respecta a los gases contaminantes: Casa de Campo, El Pardo, Juan Carlos I y Tres Olivos, en el distrito de Fuencarral.