La criba de la Memoria continuará en el Arco de la Victoria y la Complutense

El Comisionado y la UCM elaborarán un censo de vestigios franquistas en esta universidad

El Arco de la Victoria de Moncloa rinde homenaje a la victoria del bando nacional
El Arco de la Victoria de Moncloa rinde homenaje a la victoria del bando nacional

El Comisionado y la UCM elaborarán un censo de vestigios franquistas en esta universidad

El Comisionado de la Memoria Histórica, creado con el consenso de los cuatro grupos municipales y presidido por Francisca Sauquillo, continuará su labor de eliminación de las referencias franquistas en el callejero de la capital, pero también fuera de él. Así lo anunció el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, en su comparecencia en el Palacio de Cibeles. El próximo reto será el de retirar los vestigios de la dictadura que aún permanecen en varios edificios de la Universidad Complutense. De hecho, la UCM y el Comisionado trabajarán juntos en la elaboración de un censo con estos elementos que puedan contener consignas o leyendas contrarias a la Ley por exaltar a participantes en el levantamiento militar de 1936 o a personas relevantes del posterior régimen. Según Valiente, la disposición a este respecto del rector de la Complutense, Carlos Andradas, ha sido «excelente».

Este trabajo conjunto con la Complutense afectará fundamentalmente a la retirada de placas situadas en los vestíbulos de algunas facultades y centros universitarios. Sobre la cuestión en concreto, existe un dossier elaborado en 2013 por Marcelo Posca. Según este documento, todavía hay hasta siete de estas lápidas. En el hall de la Facultad de Filosofía, la placa recuerda que el edificio «fue construido e inaugurado siendo jefe de Estado su excelencia el generalísimo Franco». Inscripciones similares se repiten en las facultades de Agrónomos y de Farmacia. También en otros centros dependientes del rectorado de la Complutense, como el Instituto de Salud Carlos III, que acoge además la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales.

De entre los deberes pendientes del Comisionado para los próximos meses, Valiente destacó una visita al Arco de la Victoria en Moncloa. No es la primera vez que el Ejecutivo de Carmena deja entrever su intención de llevar a cabo alguna actuación sobre este monumento, que rinde homenaje al triunfo definitivo del bando nacional en 1939. Unas actuaciones que, en ningún caso, pasan por el derribo del monumento pero que sí podrían contemplar su cambio de nombre o la modificación de las inscripciones situadas en su arte alta.

Al margen de ello, la comparencencia de Valiente estuvo marcada por su enfrentamiento con la portavoz del PP, Esperanza Aguirre, a cuenta de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. «Sería un error, ilegal y una injusticia para la gente que luchó por la libertad y la democracia» no cumplir con la Ley de la Memoria Histórica «como quiere el PP», señaló el tercer teniente de alcalde. «Somos muchos los que, desde el primer momento, rechazamos la llamada Ley de Memoria Histórica porque, también desde el primer momento, denunciamos que sólo era un siniestro intento de reabrir heridas de la Guerra Civil, que llevaban muchos años cerradas», subrayó por su parte la portavoz popular.

Valiente presentó también el informe en el que el Comisionado propone la retirada de 27 calles del callejero y su sutitución por denominaciones alternativas, entre las que se encuentran personajes vinculados con la izquierda como Marcelino Camacho, el socialista Julián Besteiro y el teniente republicano José Castillo, los escritores Max Aub y Edgar Neville, personajes de novela como Fortunata y Jacinta, e incluso conceptos como la memoria, la inteligencia y la cooperación. Los nombres alternativos que ha puesto encima de la mesa el Comisionado tendrán, sin embargo, un difícil camino hasta su aprobación definitiva. Tal y como informó ayer LA RAZÓN, algunas de las «nuevas» calles –como las que el Comisionado quiere dedicar a Mercedes Fórmica y a Carlos Morla Lynch– no cuentan con el apoyo de algunas agrupaciones de base de Ahora Madrid. A eso se une otro rechazo que dejó ayer patente la concejala del PSOE Mar Espinar. Los ediles socialistas no ven con buenos ojos que el Comisionado haya pasado por alto las propuestas que algunas juntas de distrito aprobaron en su día para las vías con referencias franquistas.