MENÚ
sábado 23 febrero 2019
01:23
Actualizado

La familia que puede cambiar la escolarización de los niños prematuros

Su caso ha llevado a la Asamblea a pedir al Gobierno regional un cambio en la regulación vigente

  • Valentina y Candela en brazos de sus padres, Marta y Jaime, que escribieron a los políticos de la Comisión de Educación de la Asamblea madrileña
    Valentina y Candela en brazos de sus padres, Marta y Jaime, que escribieron a los políticos de la Comisión de Educación de la Asamblea madrileña

Tiempo de lectura 2 min.

10 de febrero de 2019. 05:55h

Comentada
Rocío Ruiz.  10/2/2019

«Valentina y Candela nacieron en la semana a 28 de gestación y su peso no alcanzó el kilo. Son consideradas grandes prematuras. Gracias a sus ganas de vivir y después de tres largos meses en cuidados intensivos, llegó el momento de irnos a casa. Nada fue fácil (...) A día de hoy continúan con revisiones periódicas por parte de neurólogos, psicólogos, pediatras, neumólogos(...)». Así empieza la carta que Marta Orpez y Jaime Delgado enviaron hace unos meses a los diputados de la Comisión de Educación de la Asamblea preocupados porque el próximo mes de septiembre tienen que escolarizar a sus dos hijas mellizas.

Valentina y Candela tienen dos años cronológicos pero, si se tuviera en cuenta su edad corregida, es decir, el momento en el que tendrían que haber nacido, no llegarían a los dos años. Sus padres están preocupados porque hay una gran diferencia entre los niños nacidos a principios de enero y los que lo hacen a finales de diciembre. Supondría tanto como estar en un curso más avanzado o menos. Es el caso de las mellizas, que deberían haber nacido a mediados de febrero de 2017, pero lo hicieron en diciembre de 2016. Sus padres pedían a los políticos madrileños un cambio a la hora de legislar sobre escolarización para que las familias pudieran elegir el año académico en el que llevarlas al colegio. Se da la circunstancia de que Marta es maestra de Infantil y sabe de primera mano las dificultades de estos niños.

«Lo más probable es la repetición de curso en sus primeros cinco años, lo que conllevaría el abandono de su grupo de referencia, tan importante en edades tempranas», explica. «Nos hemos planteado cambiar de Comunidad y hasta irnos de España porque sabemos que a partir de septiembre vamos a someter a nuestras hijas a un fuerte estrés, van a hacer un sobreesfuerzo para el que no están preparadas y eso te lo puedes ahorrar escolarizándolas un año más tarde», explica Jaime, el padre de Valentina y Candela. Y es que hay comunidades en las que lo que piden estos padres ya se viene aplicando. Es el caso de Castilla y León, Murcia, Melilla, Cantabria, Aragón, Extremadura... ¿Por qué no escolarizan a sus niñas a los seis años, cuando ya es obligatorio? «Porque a a esta edad ya no hay plazas en los colegios de la zona, las ocupan los niños que vienen de las escuelas de Infantil del barrio», dice el padre.

Su caso fue expuesto en la Asamblea en forma de iniciativa defendida por el diputado de Podemos Miguel Ardanuy y acabó votándose el jueves como una proposición no de ley consensuada por todos los grupos en la que se pide al Gobierno regional que las familias de niños prematuros puedan elegir el año académico para escolarizarlos previa evaluación de la inspección. No tienen esperanzas de que el cambio llegue a tiempo para sus hijas pero Jaime cree que «el paso que hemos dado es importante y puede que, en el futuro, sirva para ayudar a otras familias».

Últimas noticias