Las bases de Ahora Madrid acusan a Carmena de incumplir su programa

Aseguran que la alcaldesa desoye a los movimientos sociales y critican su apuesta por la «verticalidad» en la toma de decisiones

Los concejales Rommy Arce y Carlos Sánchez mato acudieron ayer al encuentro municipalista de Ahora Madrid
Los concejales Rommy Arce y Carlos Sánchez mato acudieron ayer al encuentro municipalista de Ahora Madrid

La gestión del área de Economía y Hacienda que hizo Carlos Sánchez Mato hasta su destitución y su resistencia a cumplir el Plan Económico y Financiero impuesto por Cristóbal Montoro arrancó el aplauso unánime de las bases.

La gestión del área de Economía y Hacienda que hizo Carlos Sánchez Mato hasta su destitución y su resistencia a cumplir el Plan Económico y Financiero impuesto por Cristóbal Montoro arrancó el aplauso unánime de las bases de Ahora Madrid en el encuentro municipalista que se celebró ayer en el centro dotacional integrado de Arganzuela. Los asistentes se mostraron muy críticos con la forma de gobernar de Carmena, a la que acusaron, entre otras cosas, de crear un Ejecutivo al que le falta democracia interna, que no cumple su programa electoral y que peca de verticalidad en las decisiones. Y también al que se le ha olvidado escuchar a los movimientos sociales, una de las piedras angulares en los preceptos del partido. «Queremos hacer más permeable a Manuela Carmena mandándole las conclusiones de este encuentro para poder hablar con ella», reclamó una de las portavoces. Las bases del partido respondieron a la invitación a reflexionar sobre la política municipal de Ahora Madrid que lanzaron hace unas semanas las bases del partido y la cifra de inscritos superó los tres centenares de personas. En la sesión de la mañana, en la que los asistentes se dividieron en diez grupos de trabajo, contó no sólo con la presencia de concejales –Guillermo Zapata, Rommy Arce y Pablo Carmona, entre otros– sino que al centro de Arganzuela también se acercó una representación del grupo de la Asamblea, con su portavoz, Lorena Ruiz-Huerta, a la cabeza. Pero el más aplaudido no se dejó ver hasta la puesta en común de las conclusiones, que se celebró mediada la tarde. Sánchez Mato fue recibido con cariño por los afiliados de Ahora Madrid, que llenaron un auditorio que registró el aplauso más potente cuando los ponentes reclamaron el incumplimiento del Plan Económico y Financiero e instaron a Carmena a no aplicar los recortes exigidos desde el Gobierno central. «El PEF rompió con la buena labor que se desarrolló hasta ese momento desde el área de Hacienda, fue un grave error por parte del equipo de Gobierno asumir las imposiciones de Montoro», indicó el portavoz del grupo, que valoró la resistencia que encabezó Sánchez Mato: «Había alternativas, pero desde algunos sectores no hubo intención de combatir».

Asimismo, para dar un paso más en la profesionalización del partido, las bases reclamaron la creación de un código ético y de mecanismos de control ciudadano para que las aspiraciones personales no superen las necesidades colectivas: «Hay una ausencia de control democrático de los representantes». Además, explicaron que la fuerza que Ahora Madrid consiguió en la capital no se ha contagiado al resto de Ayuntamientos de la periferia: «Se ha perdido empuje y nos sentimos más solos».

El sentimiento que transmitieron todos los grupos fue la desilusión con el proyecto, aunque la mayoría coincidió en que el Ejecutivo local ha conseguido avances, aunque insuficientes, en algunos aspectos. El más valorado fue la dotación presupuestaria destinada al gasto social, pero también salió a colación la descentralización de las actividades culturales, el nuevo Plan de Calidad del Aire y la futura Área de Prioridad Residencial (APR): «Sabemos que este Gobierno ha hecho más caso a los movimientos sociales que los anteriores alcaldes del PP, aunque hace años no pensábamos que para que nos escucharan era necesario salir a la calle», concluyeron.