Política

Las grabaciones vecinales, claves en las detenciones por la muerte de «Jimmy»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Las grabaciones que los vecinos realizaron el pasado día 30 durante la reyerta entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo han sido claves para identificar y detener a las 34 personas que supuestamente participaron de forma más directa en la pelea.

Las grabaciones que los vecinos realizaron el pasado día 30 durante la reyerta entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo han sido claves para identificar y detener a las 34 personas que supuestamente participaron de forma más directa en la pelea, han señalado a Efe fuentes de la investigación.

Numerosas han sido las imágenes que los agentes han tenido que visionar y que han sido proporcionadas, muchas de ellas de forma anónima, por vecinos de la zona de Madrid Río donde se produjo la reyerta, en las proximidades del estadio Vicente Calderón.

Desde las recogidas con teléfonos móviles hasta las grabadas con cámaras de vídeo y, por tanto, de mayor calidad, numerosas imágenes han pasado por los ojos de los investigadores, en una ardua labor porque en algunos casos la resolución era baja.

Las imágenes se han cotejado con otras disponibles de los ultras del Frente Atlético en algunos partidos de fútbol.

Gracias a ese cotejo, a las identificaciones que han podido hacer los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) e, incluso, a las declaraciones de los propios ultras, se ha podido determinar la implicación más directa de esos 34 detenidos, todos ellos del Frente Atlético y que se enfrentaron a los Riazor Blues del Deportivo de La Coruña.

Entre los detenidos figuran, según las fuentes, dos de los supuestos autores materiales de la muerte del hincha del equipo coruñés Francisco Javier Romero, alias Jimmy, que sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado por una barra de hierro.

Además, entre los arrestados hay al menos tres menores de edad, y a la mayoría de ellos se les imputa un delito de riña tumultuaria.

Las detenciones de las 34 personas se han practicado en las localidades madrileñas de Parla, Alcobendas, Fuenlabrada, Leganés, Móstoles, San Sebastián de los Reyes y la capital, así como en los municipios toledanos de Seseña y Talavera de la Reina, en Ávila y en Cuenca.