«Me apuntó a la cabeza con una pistola»

El Dorado, en la calle Pedro Laborde (Puente de Vallecas), fue uno de los objetivos de los tres atracadores.
El Dorado, en la calle Pedro Laborde (Puente de Vallecas), fue uno de los objetivos de los tres atracadores.

Sabían dónde había mucho dinero en efectivo y menos medidas de seguridad que en un banco. La banda formada por Aarón, «El Loco» y «El Garbanzo» se hizo especialista en salones de apuestas, pero no para jugárselo todo precisamente, sino para arramblar con toda la recaudación. Así, en «sólo» 17 atracos cometidos en apenas medio año, consiguieron nada menos que 131.000 euros en efectivo. Antes de dar el golpe, los individuos solían analizar las medidas de seguridad de los establecimiento y planeaban su huida en vehículos de gran cilindrada. En alguna ocasión, se sospecha que contaban con la «colaboración» de los técnicos de seguridad, ya que, «coincidía» que las cámaras no funcionaban justo el día del asalto. Eso ocurrió en el salón de juegos El Dorado, en la calle Pedro Laborde, 30, también atracado por estos tres jóvenes. En este establecimiento entraron a finales de febrero, según una ex empleada del local, que dejó de trabajar allí por el trauma que le supuso la extrema violencia que emplearon los atracadores. En aquella ocasión, explica, fueron cuatro encapuchados que acudieron sobre las 23:30 horas. Mientras uno sujetaba la puerta, los otros tres entreron a toda velocidad en el interior. «Uno me sujetó por la espalda y me tumbó en el suelo. Sacó la pistola y me la puso en la cabeza. A mi jefa otro le pegaba con la empuñadura de un cuchillo y le exigía todo el dinero», recuerda la mujer. Tenían dos cajas con dinero en efectivo (donde tendrían unos 4.000 euros, según la ex empleada) y una caja fuerte que tarda 15 minutos en abrirse y que contenía unos 5.000 euros. «Habría unos 20 clientes en aquel momento. Al principio se acercaron para ayudar, pero en cuanto sacó la pistola el que me sujetaba a mí, se apartaron», explica. La trabajadora, que prefiere mantener el anonimato, recuerda los insultos y la violencia que emplearon, que la obligaron a abandonar el empleo. «El viernes siguiente atracaron otra vez, creo que los mismos», cuenta. Según informó la Jefatura Superior de Policía, comenzaron en octubre del año pasado y entre las zonas de Madrid más afectadas estaba el Corredor del Henares (Aaron es de Alcalá). Todas las denuncias tenían en común que los autores de los robos eran tres individuos que portaban armas de fuego y machetes, iban tapados con capuchas o pañuelos y armaban un gran escándalo al entrar. Aunque se pudo comprobar que los detenidos participaron en todos los hechos que se les imputan, a veces se valían de terceras personas menos experimentadas que, a veces participaban en los robos.

Seis coches recuperados

Los agentes identificaron a estos tres individuos y, tras un amplio dispositivo policial en torno a ellos y sus respectivas viviendas ubicadas en Madrid, Alcalá de Henares y Sacedón (Guadalajara), se procedió a su detención hace pocos días. En los registros domiciliarios se les intervino el dinero en efectivo y un arma corta de aire comprimido. Además, durante el transcurso de la investigación policial se han podido recuperar los seis vehículos utilizados en la comisión de los atracos para las huidas.