Nueva guerra entre Cibeles y Sol, ahora por la deuda

El Ayuntamiento reclama a Cifuentes 171 millones. La Comunidad dice que 141 de ellos son «ilegales»

Tras la guerra que mantienen de forma más o menos soterrada el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno regional a cuenta de la sostenibilidad de la Empresa Municipal de Transporte, el equipo de Manuela Carmena abrió ayer otro frente con el de Cristina Cifuentes. El consistorio denunció ayer que la Comunidad mantiene una deuda con las arcas municipales de la capital de 171 millones de euros. A través de una nota, el Ejecutivo de Carmena aclaró que «la cantidad total procede de pagos pendientes de impuestos, tasas, multas y servicios de la propia Comunidad, el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) y Organismos Autónomos de la Comunidad Autónoma de Madrid». Desde Cibeles argumentan que «los datos proporcionados por la Agencia Tributaria municipal con fecha de 30 septiembre de 2015 apuntan a un crecimiento constante de la deuda de la Comunidad de Madrid con el Ayuntamiento». Los deudas más relevantes de la Administración regional con el Ayuntamiento tienen relación con pagos pendientes del Impuesto de Bienes Inmuebles, el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. Del mismo existen impagos, según denuncia el Ayuntamiento, en la gestión de residuos urbanos, las multas y el depósito de vehículos. Los más de 171 millones de deuda denunciados se han acumulado año a año desde 1989, con aumentos especialmente significativos de la deuda entre los años 2008 y 2011. Desde el grupo Ahora Madrid apostillaron ayer que siendo presidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre, en el periodo 2003-2012, la Comunidad generó casi 139 millones de euros de deuda impagada, lo que representa casi el 81 por ciento de la misma.

Desde la Comunidad no tardaron en reaccionar a la denuncia. La consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, aseguró que 141 de los 171 millones reclamados por el concejal de Economía del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Mato, «se corresponden a reclamaciones fuera de la legalidad». En este sentido, Hidalgo señaló que Sánchez Mato «ha faltado a la verdad a sabiendas al acusar a los actuales y antiguos responsables de la Comunidad de Madrid de ser morosos y adeudar a la ciudad más de 171 millones de euros por depósitos y tributos municipales no pagados». La responsable económica del Gobierno de Cifuentes subrayó que las deudas entre distintas administraciones «forman parte de la normalidad institucional y se resuelven dentro de los plazos que marca la Ley para pago a proveedores». La consejera defendió que de la cantidad reclamada por Sánchez Mato «120 millones se corresponden a la tasa por depósito de vehículos», ante lo que hay que tener en cuenta que dicha tasa «gravaba el depósito de vehículos por orden judicial en la vía pública y fue declarada nula de pleno derecho por el TSJM». La Comunidad también considera «ilegales» los 12 millones reclamados en concepto de plusvalía en los pisos del Ivima y 10 de los 26 millones por IBI.