Objetivo: amortiguar el recorte municipal a las Bescam

Los alcaldes piden a la Comunidad soluciones para afrontar la reducción del 50% de la subvención. Crear una central de gastos común o modificar el Plan Prisma, entre las primeras propuestas

Las Bescam se pusieron en marcha en 2006 y cuentan ya con 2.500 agentes municipales subvencionados por la Comunidad de Madrid
Las Bescam se pusieron en marcha en 2006 y cuentan ya con 2.500 agentes municipales subvencionados por la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid tiene la convicción (y no le faltan pruebas) de que la subvención que desde 2006 concede a los ayuntamientos para sufragar gastos de seguridad ciudadana y prevención de delitos no iba íntegramente destinada a ello. Por este motivo, pero sobre todo porque la situación económica apenas les ha dejado margen, este año ha recortado prácticamente en un 50% el presupuesto de las Bescam, las Brigadas de Seguridad Ciudadana locales que los ayuntamientos dirigen y sufragan con subvenciones regionales.

Una reducción que, sobre todo entre los ayuntamientos más poblados, ha hecho tambalear las cuentas municipales. Sus alcaldes llevan dos meses «peleando» en todos los despachos alguna solución. Los de Fuenlabrada y Parla, del PSOE, han llegado a asegurar que reclamarán la subvención en los tribunales; los del PP han optado por la vía diplomática.

Los consejeros de Economía y Hacienda (Enrique Ossorio) y de Presidencia y Justicia (Salvador Victoria) se han reunido en varias ocasiones con el presidente de la Federación Madrileña de Municipios (FMM), David Pérez, con el objetivo de buscar algún tipo de solución a los casos más «sangrantes», aquellos que no han cerrado sus presupuestos para el año 2013 sin el recorte. «La Comunidad ha estado en todo momento receptiva en la búsqueda de una solución», explica Pérez. Y aunque la posición del Gobierno regional es firme (no se va a cambiar la dotación a las Bescam), sí que se está trabajando en fórmulas de «amortiguación».

Con este objetivo, así como el de conocer otros problemas municipales, Victoria reunió este jueves en Génova a los alcaldes del PP de los municipios con más población. En la reunión, que no estuvo exenta de momentos de tensión, cada uno expuso diferentes problemas, todos ellos con el denominador común de falta de liquidez, es decir, de dinero para cubrir los capítulos 1 y 2 de sus presupuestos, relativos al personal y gastos corrientes, respectivamente.

Por su parte, la Comunidad les hizo ver que todas las áreas han sufrido recortes, porque el Gobierno regional ha tenido que reducir su presupuesto en 2.700 millones de euros. Además, desde la Comunidad se sostiene que el sistema de financiación ha otorgado a las entidades locales este año un seis por ciento más, mientras que al Gobierno regional le ha bajado 1.000 millones. Además, el objetivo de déficit municipal es más elevado que el regional. No obstante, en estas reuniones ya se habló de algunas fórmulas como sustituir los alquileres de los coches por un sistema de compra; centralizar el suministro de compra de combustible para los vehículos y otros gastos fijos, e incluso un cambio en la normativa para permitir que las subvenciones del Plan Prisma se puedan destinar a los problemáticos capítulos 1 y 2 y no a nuevas inversiones en infraestructuras.

No obstante, por encima de muchas de estas medidas, desde la Puerta del Sol se confía en que con un mayor control y vigilancia del fin último de las subvenciones para las Bescam, no habrá tantos problemas para pagarlas. De hecho, esta pasada semana, más de un alcalde acudió a la Puerta del Sol a un acto en la Comunidad de Madrid en uno de los coches de estas brigadas locales que deberían dedicarse en exclusiva a la seguridad ciudadana y prevención de delitos.

Para evitar este tipo de excesos, a partir de ahora para recibir la subvención los alcaldes exigirán previa justificación; además, aquellos que no remitan sus cuentas a la Cámara de Cuentas tampoco recibirán ni un solo euro.

Plazas de funcionario

En total, en este momento, en la Comunidad existen un total de 2.500 policías municipales Bescam que pertenecen a distintos consistorios, pero cuya nómina y todos los gastos derivados de su trabajo son sufragados por el Gobierno regional mediante una subvención que se firma anualmente. Desde 2006 hasta ahora, muchos municipios han elevado el número de agentes locales gracias a este convenio, convocando nuevas plazas de funcionarios de Policía, que ahora han de mantener. En algunos de ellos, como Móstoles, que cuenta con 200 agentes Bescam, su alcalde ha cerrado el presupuesto de 2013 con la reducción de la Comunidad; sin embargo muchos otros tendrán que ajustar a lo largo del año la rebaja de la subvención.

Los jueves, a Génova a preguntar qué hay de lo nuestro

La de este jueves no será la única reunión que mantendrán los alcaldes populares de la Comunidad con Salvador Victoria, miembro del Comité Ejecutivo regional del partido en Madrid y portavoz y consejero de Presidencia y Justicia en el Gobierno regional. Durante este mes (que no hay actividad parlamentaria), recibirá en tandas de 20 o 25 a los alcaldes del PP que lo deseen. Y es que, aunque las Bescam y las soluciones al recorte de financiación han centrado la primera reunión y seguramente sean protagonistas en todas, hay otros asuntos como las subvenciones del Plan Prisma, los planes de ordenación urbana, la educación o asuntos sociales en los que se buscarán soluciones a los diferentes casos. En esta primera reunión fueron los alcaldes de los municipios más poblados; no obstante, en sucesivas podrán acudir los de menor envergadura, en los que las mancomunidades de servicios han solucionado muchos de sus problemas.