MENÚ
lunes 17 junio 2019
05:53
Actualizado

Objetivo prioritario del PP: reconquistar el cinturón rojo del sur

Buscan recuperar Getafe, Leganés, Móstoles, Valdemoro, Aranjuez y Pinto y conservar Alcorcón y Parla. Un millón de votos, en juego.

  • La candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a Pío García Escudero y a varios candidatos de los municipios del sur
    La candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a Pío García Escudero y a varios candidatos de los municipios del sur /

    Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 8 min.

18 de marzo de 2019. 11:28h

Comentada
Ángel del Río.  18/3/2019

La dirección regional del Partido Popular se ha marcado, como uno de sus objetivos principales para las elecciones de mayo, la recuperación de los grandes municipios del cinturón rojo, la zona sur de la Comunidad, a la vez que consolidar los gobiernos que ahora tiene en Alcorcón y Parla.

En los comicios de 2015, los populares perdieron los gobiernos de seis municipios sureños de gran importancia: Getafe, Leganés, Móstoles, Valdemoro, Aranjuez y Pinto, aunque es cierto que en algunos ganaron en número de votos, pero no pudieron conseguir alianzas para seguir gobernando. Esta circunstancia hizo que el PP también perdiera votos en la Comunidad, y la mayoría insuficiente conseguida propició el necesario apoyo de Ciudadanos para lograr la investidura de Cristina Cifuentes.

Ahora el objetivo es recuperar los gobiernos de esas seis ciudades, que en su conjunto tienen una población de 758.511 habitantes, a los que se sumarían otros 297.758 si mantienen los gobiernos en Alcorcón y Parla. En su conjunto, los nueve municipios más importantes del que fuera cinturón rojo del sur suman 1.250.938 habitantes, de los que un millón tiene derecho a voto, por eso el PP no sólo se juega ganar en esas ciudades y gobernar en sus ayuntamientos, sino captar el voto para la Asamblea de Madrid y volver a reeditar el gobierno regional. Se entiende que el elector que vota a un partido determinado en las municipales, en un 80 por ciento de los casos, suele apoyar la misma opción para la Comunidad, de ahí el interés por recuperar el voto local y su deriva hacia el autonómico.

«Vamos a dar soluciones porque nosotros gobernamos para todos», afirmó ayer Isabel Díaz Ayuso en la presentación de los 25 candidatos populares a los municipios del sur. «La izquierda ha creído que el sur era históricamente suyo» porque lo ha entendido siempre como «una guerra de obreros del siglo XIX» cuando los ciudadanos son «las familias del siglo XXI», añadió la candidata a la Comunidad.

Durante su intervención, Díaz Ayuso aseguró que impulsará el plan para la industria del sur y que ayudará a los autónomos y empresarios: «Son los valientes que levantan este país cada día con el patrimonio de sus hijos», resaltó. Además, anunció que, junto con el presidente del PP, Pablo Casado, y con el candidato del PP al Ayuntamiento de la capital, José Luis Martínez-Almeida, construirán un bus-VAO desde Móstoles a Madrid. También prometió construir nuevos centros de salud en Móstoles, Leganés, Fuenlabrada y dos en Alcorcón.

A su parecer, es automático, «municipio que deja de ser del PP y pasa a ser de la izquierda» pasa a estar «más sucio», a tener «actividades minoritarias contra la gente», a sufrir «ataques directos contra las tradiciones, gustos y preferencias de la familia». Ante esto, Díaz Ayuso incidió en que para ello estarán listos los «magníficos candidatos del PP» para las elecciones de mayo, que tendrán «el mejor proyecto». Para la también portavoz del PP de Madrid son gente «comprometida, que conoce sus municipios, que no es sectaria, que gobierna y va a gobernar para todos los vecinos».

Municipios que se resisten

La lucha por los municipios del sur viene de lejos. En las primeras elecciones democráticas de 1979, la izquierda ganó en los grandes municipios del sur, lo que llevó a calificar a esta zona de la Comunidad, como el «cinturón rojo». Fuenlabrada, Parla, Móstoles, Leganés, Getafe y Alcorcón tuvieron alcaldes socialistas; Pinto, del partido comunista; Aranjuez, de la ORT (Organización Revolucionaria de Trabajadores), y sólo UCD consiguió el gobierno de Valdemoro.

Tuvieron que pasar varias legislaturas municipales para que la derecha gobernara municipios importantes del sur y de esta manera, ir convirtiendo en azul el cinturón rojo. El primero de ellos fue el de Aranjuez, ya que en las elecciones de 1995, el PP consiguió que su candidato, José María Cepeda, se convirtiera en alcalde del Real Sitio hasta 2003, cuando fue relevado por el socialista Jesús Dionisio Ballesteros. En los comicios de 2011, la popular María Martínez consiguió recuperar la alcaldía para el PP, pero en las últimas elecciones de 2015 la perdió a favor de la socialista Cristina Moreno.

Desgracia en Alcorcón

Alcorcón fue el primer gran municipio conquistado por el PP. El socialista José Aranda fue elegido alcalde en 1979 y gobernó hasta 1991, año en que fue sustituido por el también socialista, Jesús Salvador Bedmar, pero en las elecciones de 1999, el PP daba la gran sorpresa y su candidato, Joaquín Vilumbrales, fue elegido alcalde. Se trataba de una persona que durante muchos años había trabajado con fe y entusiasmo desde la oposición hasta conseguir su objetivo, pero la mala suerte hizo que permaneciera en el cargo apenas unos meses. Su repentino fallecimiento hizo que en septiembre de ese mismo año, fuera sustituido por su compañero de partido, Pablo Zúñiga. El PP perdió la alcaldía de la ciudad alfarera en los comicios de 2003 a manos del socialista Enrique Cascallana, pero la recuperó en 2011 con David Pérez, que la mantuvo en las elecciones de 2015.

La irrupción del PP en las alcaldías del cinturón rojo ha sido muy importante durante las últimas legislaturas. En Pinto, municipio inicialmente gobernado por el partido comunista, y después por Izquierda Unida, pasó a manos del PSOE en las elecciones de 1995, con la alcaldía de Antonio Fernández y después de sus compañeros de partido, Juan Tendero y Juan José Martín, hasta que 2011, el PP ganó las elecciones y situó en la alcaldía a Miriam Rabaneda, pero la perdió en 2015 cuando fue proclamado alcalde Rafael Sánchez, de Ganemos Pinto.

En lo que se refiere a Getafe, el PSOE gobernó desde 1979 a 2011, año en el que ganó las elecciones, por primera vez en este municipio, el candidato del Partido Popular, Juan Soler, pero en los siguientes comicios, pese a obtener el 28,57 por ciento de los votos, la alianza PSOE y Ahora Getafe, colocaron en la alcaldía a la socialista Sara Hernández.

En Leganés, el PP no consiguió gobernar el municipio hasta 2007, colocando como alcaldesa a Guadalupe Bragado, pero en 2011 le arrebataría el puesto el socialista Rafael Gómez Montoya. Cuatro años después, los populares recuperaron la alcaldía con Jesús Gómez, pero una moción de censura le arrebató el sillón en beneficio del socialista Santiago Llorente.

Valdemoro no tuvo alcalde del PP hasta las elecciones de 1999, cuando fue elegido para el cargo, Francisco Granados, sustituido por José Carlos Boza y después por David Conde. Los populares perdieron la alcaldía en 2015, cuando la ganó Guillermo Gross, de Ciudadanos, sustituido más tarde por el socialista Serafín Faraldos.

Móstoles, el segundo municipio más importante de la Comunidad, después de Madrid, estuvo gobernado por alcaldes socialistas de 1979 a 2003 año en el que ganó las elecciones el popular Esteban Parro, sustituido cuatro años después por su compañero de partido, Daniel Ortíz, quien perdió la alcaldía en 2015 en beneficio de David Lucas, del PSOE, quien en 2018 renunció a su cargo, siendo sustituido por su compañera, Noelia Posse.

El último gran asalto del PP a un Ayuntamiento gobernado por el PSOE desde 1979 se produjo en las últimas elecciones de 2015, cuando el candidato del PP, Luis Martínez Hervás, se convertía en alcalde de Parla.

Últimas noticias