Pepu no cumple las expectativas de Sánchez

El candidato socialista pierde un escaño y se sitúa en 8, su peor dato desde 1987. No suma con Más Madrid

Con rostro serio, el ex seleccionador de baloncesto, Pepu Hernández, ayer durante su intervención
Con rostro serio, el ex seleccionador de baloncesto, Pepu Hernández, ayer durante su intervención

El candidato socialista pierde un escaño y se sitúa en 8, su peor dato desde 1987. No suma con Más Madrid.

Pepu Hernández finalmente no ha conseguido formar el equipo que ha buscado desde el inicio de la campaña, el que le encomendó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que apostó por él de forma unánime. No ha podido ni mantener el mismo número de concejales que obtuvo en las anteriores elecciones de 2015. Si entonces consiguió los peores resultados de su historia, con nueve concejales, en estas elecciones el dato es aún peor, ya que pierde un escaño más. Lo cierto es que por el camino, el PSOE ha perdido un importante número de votos, más de 38.000, que no han ido a parar ni a Más Madrid, ni a Madrid en Pie. Lo que significa que hay un número importante de madrileños que han preferido abstenerse y no han creído en el cambio que prometía el ex seleccionador de baloncesto.

Es muy probable que uno de los motivos de este desencanto entre sus votantes haya sido el apoyo que, durante los cuatro años de gobierno, ha mantenido la portavoz socialista en el Consistorio, Purificación Causapié, al Gobierno de Manuela Carmena. Ha sido el soporte socialista el que ha conseguido ir sacando los presupuestos municipales cada año.

Si en 2015, con la caída de 15 a nueve concejales, ya se habló de hundimiento del partido socialista en el Consistorio madrileño, con una candidatura liderada por Antonio Miguel Carmona, Hernández ha bajado un escalón más. Ni siquiera han podido acercarse al sillón de la alcaldía, un lugar que, de gobernarse por la izquierda, habría sido claramente de la actual alcaldesa de la capital. Eso sí, en las anteriores elecciones, el profesor de Economía del CEU tenía la llave del cambio que, más tarde ejerció. Hoy, el poder de Hernández es nulo, ya que Ciudadanos, PP y Vox suman la mayoría necesaria. La figura de Carmona tampoco aguantó en Cibeles, ya que pronto fue sustituido por Purificación Causapié.

Con rostro visiblemente serio, la candidatura socialista fue la última en presentarse ante los medios. La derrota tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad –a pesar de ser el partido más votado– no les permitía sonreír. El candidato a la Alcaldía aseguró que los socialistas son conscientes del «mal resultado» del partido tras los comicios de este domingo y señaló que, a partir de hoy analizarán «las causas y consecuencias» de ello. «Se abre un resultado donde las derechas pueden gobernar con la ultraderecha, lo que es una pésima noticia para Madrid», señaló Hernández en una comparecencia en la Sala de las Columnas del Círculo de Bellas Artes, desde donde los socialistas siguieron el recuento de votos en esta noche electoral. El ex seleccionador de baloncesto que espera que «mañana todo vaya mejor», quiso agradecer el trabajo en esta jornada de interventores y apoderados en los colegios electorales. Ensalzó el trabajo de todo su equipo y el apoyo que ha recibido desde Ferraz por parte del presidente del Gobierno. Ahora sólo queda esperar para conocer si seguirá como cabeza de los socialistas en la oposición.

A principios de año y para sorpresa de muchos militantes socialistas de Madrid, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, impuso su «dedazo» con la elección del ex seleccionador de baloncesto como candidato al Consistorio. «Esos valores, los que representa el trabajo en equipo, son los que quiero para España y para mi equipo, que es el PSOE», dijo Sánchez durante la presentación del candidato. Eso sí, Hernández tuvo que pasar por unas primarias dos meses después. «Quiero ganarme el apoyo de la militancia de base con honestidad, compromiso y trabajo», aseguró. Y lo consiguió.