Madrid

Reforma integral del túnel de Cercanías de Recoletos

Desde el próximo 1 de junio y hasta noviembre de este año. Supondrá el corte total de la circulación de trenes en el túnel entre las estaciones de Atocha y Chamartín durante las obras.

Adif acometerá una reforma integral del túnel de Recoletos, con un presupuesto de casi 47 millones de euros, que supondrá el corte total de la circulación de trenes en el túnel entre las estaciones de Atocha y Chamartín desde el próximo 1 de junio hasta noviembre de este año.

Publicidad

Adif acometerá una reforma integral del túnel de Recoletos, con un presupuesto de casi 47 millones de euros, que supondrá el corte total de la circulación de trenes en el túnel entre las estaciones de Atocha y Chamartín desde el próximo 1 de junio hasta noviembre de este año.

El objetivo de esta obra, una de las más importantes del Plan de Cercanías de Madrid (2018-2025), es adaptar esta infraestructura al siglo XXI, mejorar su fiabilidad, aumentar el confort y la seguridad de los viajeros, así como reducir las incidencias en este tramo, ha explicado en una rueda de prensa el director general de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras.

El túnel de Recoletos, de más de 7 kilómetros de longitud y que comunica las estaciones de Atocha y Chamartín a través de las estaciones intermedias de Recoletos y Nuevos Ministerios, es el tramo de la red ferroviaria española que soporta un mayor número de circulaciones, con 470 trenes y más de 200.000 viajeros al día.

Los trabajos de renovación se ejecutarán mediante dos contratos, uno de ellos por un importe de 35 millones de euros permitirá cambiar la vía sobre balasto y traviesas de madera y la catenaria flexible existentes por una vía en placa y catenaria rígida, mientras que el otro por un valor de 11,78 millones posibilitará la modernización de la señalización ferroviaria.

Publicidad

Esta infraestructura, que entró en funcionamiento en 1967, presta servicio a las líneas C-1, C-2, C-7, C-8 y C-10 de Cercanías, además de trenes de media y larga distancia.

Contreras ha reconocido que en el periodo 2014-2018 se registraron 225 incidencias en el túnel de Recoletos, con una media de 28 trenes afectados y 316 minutos de retraso por suceso, lo que pone de manifiesto la necesidad de modernizar esta infraestructura, ha reconocido Contreras.

Publicidad

Además, se va a intervenir en otros puntos de la red para mejorar las infraestructuras y las instalaciones.

En Chamartín, con una inversión aproximada de 20 millones de euros, se va a dar una nueva configuración a la cabecera sur para adaptarla a las obras que se van a ejecutar en los próximos años y se realizarán los trabajos preparatorios para la reforma del vestíbulo inferior de Cercanías.

En Méndez Álvaro, se llevarán a cabo trabajos, tanto en los andenes como en la plataforma, para la consolidación estructural de la estación, por un importe superior a 4,6 millones de euros.

En Atocha Cercanías, se renovarán este verano parte de las escaleras mecánicas correspondientes al andén de las vías 1 y 2, con una inversión superior a 11,3 millones de euros, que tendrá continuidad durante dos años para renovar la totalidad de los equipos de elevación de esta estación.

En Príncipe Pío, se está ejecutando un nuevo andén que dará servicio a las vías 4 y 6, para aumentar la capacidad de vías para servicios comerciales de la estación, con un inversión de 461.751 euros.

Dado que todas estas actuaciones tendrán repercusión en el tráfico ferroviario, se están coordinando los trabajos para concentrarlos este verano con el objetivo de minimizar las molestias a los usuarios de la red de Cercanías.

Publicidad

Renfe Cercanías pondrá en marcha un Plan Alternativo de Transporte para facilitar la movilidad de los viajeros en coordinación con el Consorcio Regional de Transportes, ha detallado el director de Cercanías de Madrid de Renfe, Manuel Pedrosa.

Pedrosa ha apuntado que desde el 1 de junio hasta noviembre se interrumpirá la circulación en el túnel de Recoletos, por lo que no habrá servicio de trenes entre Atocha y Chamartín.

Desde el 1 de julio al 31 de agosto se verán afectadas las líneas C-1 y C-10 por obras en la estación exterior de Méndez Álvaro (no afecta al servicio de la línea C-5 en la estación), extendiendo el corte entre Atocha y Delicias.

Durante el tiempo que se prolonguen las obras, los trenes no circularán por el túnel de Recoletos, para lo que se ha previsto un servicio especial de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) con autobuses que realizarán el recorrido entre Atocha y Nuevos Ministerios, con parada en Recoletos y retorno para hacer transbordos de tren a autobús.

El Corredor del Henares contará con un servicio especial de trenes en ambos sentidos todo el día desde Guadalajara a Chamartín por la vía de contorno de O'Donnell (que es utilizada habitualmente por los servicios Civis) con paradas en Azuqueca, Meco, Alcalá Universidad, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando y Fuente de la Mora.

Los servicios de aeropuerto T-4 se realizarán desde y hasta Chamartín, con la misma frecuencia actual y con paradas en Fuente de la Mora y Valdebebas.

Desde el 1 de junio los trenes del Pasillo Verde (C-1, C-7 y C-10) tendrán como cabeceras de línea tanto Atocha como Chamartín, sin servicio por el túnel de Recoletos, con la frecuencia habitual.

Además, como consecuencia de las actuaciones en la estación de Chamartín, los servicios de Renfe de media distancia que conectan Madrid con el norte de España también se verán afectados.

A partir del 1 de junio, Príncipe Pío pasará a ser origen y destino, en lugar de Chamartín, para los servicios de media distancia con destino a Valladolid, Palencia y León; Burgos, Vitoria e Irún y Salamanca.

Para facilitar en todo momento la movilidad de los viajeros, Renfe Cercanías Madrid desplegará un equipo extra de cerca de doscientas personas para informar y encaminar correctamente a los viajeros, con puntos fijos en las estaciones, además de entregar folletos explicativos. Efe