Sanidad: hora de aplicar los ajustes laborales

La Consejería traslada a los sindicatos la necesidad de poner ya en marcha el turno de tarde o la reducción de peonadas

El consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty
El consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty

Las conversaciones entre el Gobierno regional y los sindicatos sanitarios continúa con el objetivo de acercar posturas en torno al Plan de Sostenibilidad aprobado por la Asamblea. La disposición a mantener la llama del diálogo encendida es positiva tanto por parte de la Consejería como de los sindicatos representados en la Mesa Sectorial, pero la posibilidad de un pacto encalla una y otra vez al abordar la externalización en la gestión de hospitales y centros de salud. Este bucle permanente en el que, desde hace semanas, se enredan las conversaciones no debe, según Sanidad, paralizar la puesta en marcha de aquellos otros puntos en los que las dos partes sí están de acuerdo. Por ello, el director general de Recursos Humanos de la Consejería, Armando Resino, subrayó que «hay que seguir trabajando porque el problema se llama 533 millones menos y el tiempo ha empezado a contar». Esto hace que, según Resino, sea conveniente aplicar «progresivamente aspectos como la reordenación de los equipos ptrofesionales, la posibilidad de los contratos a tiempo parcial o la reducción de peonadas por la aplicación de la jornada de turno de tarde». También con el objetivo de llegar a puntos de acuerdo, Resino se comprometió a entregar en las próximas fechas a los sindicatos un Plan de Ordenación de los Recursos Humanos con datos concretos sobre plantilla. Este documento buscará precisar los planes de la Consejería en lo relativo a la movilidad y a la jubilación o la prolongación del servicio activo a partir de los 65 años.

Por su parte, el secretario general del sindicato Amyts, Julián Ezquerra, se mostró ayer dispuesto a mantener el diálogo. Pese a ello, puntualizó que la amenaza de la huelga continúa en pie. Precisó, sin embargo, que, en caso de convocarla, se tratarían de unos paros que no irían en perjuicio del paciente. «No nos vamos a levantar de una Mesa en la que creemos», subrayó Ezquerra. Según Amyts, la Consejería sigue dispuesta a seguir analizando documentos con propuestas alternativas de ahorro. Según este portavoz sindical, también se avanzó ayer en otros conceptos, como los relacionados con las cuestiones laborales del Plan de Sostenibilidad –como los posibles contratos a tiempo parcial–. Además de la amenaza de una posible huelga promovida por Amyts y Satse, los pacientes madrileños podrían enfrentarse en las próximas semanas a nuevos actos de protesta y movilizaciones por el sindicato Afem. En el calendario más cercano del conflicto sanitario, los sindicatos también celebrarán un congreso sobre gestión a mediados de marzo y prevén la realización en las calles de la capital de una gran «marea nacional» con profesionales de todo el país.