Suelo para los cooperativistas de Los Berrocales y Los Ahijones

El Ayuntamiento de Madrid desbloquea estos dos desarrollos paralizados por una sentencia del Supremo. Intercambiará las parcelas de estos vecinos por las que posee en El Cañaveral

Parcelas municipales en El Cañaveral. El Ayuntamiento es propietario de varias parcelas grandes que se podrían dividir entre las cooperativas.
Parcelas municipales en El Cañaveral. El Ayuntamiento es propietario de varias parcelas grandes que se podrían dividir entre las cooperativas.

Cuando parecía que la mala suerte no podía cebarse más con los cooperativistas de Los Berrocales y Los Ahijones, el Ayuntamiento de la capital les ofrece la oportunidad de comenzar a construir sus casas en apenas unos meses. El Área de Urbanismo está negociando con los gestores de las cooperativas de estos dos desarrollos del sureste de Madrid el intercambio de sus parcelas por otras en El Cañaveral, cuya licencia de construcción se puede pedir inmediatamente.

La tragedia de quienes apostaron por comprar su vivienda en los terrenos que desbloqueó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997 comenzó en 2003 para quienes confiaron la gestión de su cooperativa a Ofigevi. Las largas del gestor José Miguel Torralbo, que debía entregar las primeras viviendas a mediados de la década pasada, se convirtieron en una soberana estafa que les dejó compuestos y sin casa y, lo que es peor, con deudas millonarias.

En su lucha por llevar a Torralbo ante la Justicia, reclamar a la aseguradora lo que éste supuestamente había robado y cumplir con las derramas de la Junta de Compensación, varios vecinos tuvieron, además, que enfrentarse a la denuncia del gestor de Ofigevi por despido improcedente. Y, cuando todo parecía encauzado de nuevo, un nuevo mazazo llegó el pasado septiembre: la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a rehacer el PGOU y que, mientras tanto, bloquea cualquier movimiento en los PAU afectados, entre ellos Los Berrocales y Los Ahijones.

Aunque la alcaldesa de la capital, Ana Botella, anunció en el pasado pleno municipal del mes de enero que en agosto estará lista la modificación del PGOU que desbloqueará dichos terrenos, desde el consistorio han querido dar un empujón a los desarrollos del sureste. Así, han propuesto a las gestoras de las cooperativas intercambiar las parcelas que son propiedad del Ayuntamiento en El Cañaveral –que no está afectado por la sentencia– por los terrenos propiedad de los cooperativistas de Ahijones y Berrocales.

«La idea era ayudar a los cooperativistas que llevan muchos años esperando sus casas y, por otro lado, dado que la futura Ley de Bases de Régimen Local probablemente quite las competencias de vivienda a los ayuntamientos, el consistorio no va a construir nada en esas parcelas», explicó Juan José de Gracia, coordinador general de Gestión Urbanística, Vivienda y Obras. Según los estudios que ha hecho el Área de Urbanismo, unos 2.000 cooperativistas podrán construir su casa en breve. De ellas, 1.500 corresponden a Los Ahijones y 500, a Los Berrocales.

De Gracia aseguró que los gestores de las cooperativas han recibido muy positivamente la iniciativa del Ayuntamiento y, por ahora, se trata de encontrar la tasa de cambio más equilibrada para cumplir con los objetivos de ambas partes. «Hay que tener en cuenta que mientras El Cañaveral es un suelo totalmente preparado para poder pedir la licencia de obras cuanto antes, el suelo que poseen los cooperativistas ni siquiera está reparcelado, lo que supone que no sólo es más barato, sino que tiene unas cargas futuras por las derramas a la Junta de Compensación para poder urbanizar», detalló el coordinador general. Por este motivo, actualmente están considerando una tasa de cambio de 1 metro cuadrado por 15 metros cuadrados. Los terrenos que obtenga el consistorio por el cambio se destinarán a la venta.

Además, De Gracia precisó que, para que no haya especuladores, sólo podrán acceder al intercambio las cooperativas creadas mucho antes de que el Supremo bloquease los terrenos. Asimismo, el suelo que se intercambie no puede estar hipotecado y la cooperativa tiene que estar al corriente de pagos con la Junta de Compensación