Asia

Taiwán celebra en Madrid su Día Nacional

En el centro de la imagen, el embajador chino Javier Ching-shan Hou y su señora Teresa Lee; escoltados, a la izquierda, por doña Nancy Mejía y, a la derecha, don Norman García Paz, embajador de Honduras.
En el centro de la imagen, el embajador chino Javier Ching-shan Hou y su señora Teresa Lee; escoltados, a la izquierda, por doña Nancy Mejía y, a la derecha, don Norman García Paz, embajador de Honduras.

Con motivo de la celebración del 104º aniversario del Día Nacional de la República China (Taiwán), el representante de este país en España don Javier Ching-shan Hou y su señora Teresa Lee, ofrecieron una brillante recepción ayer 7 de octubre, en el Hotel Meliá Castilla de esta capital, evento que reunió a un gran número de invitados procedentes de diferentes ámbitos de la sociedad española, así como a la comunidad taiwanesa residentes en España. En esta ocasión los anfitriones taiwaneses ofrecieron a los asistentes deliciosos canapés y platos tradicionales de este país.

Entre los ilustres invitados se encontraban los embajadores de Honduras, don Norman García Paz y su señora Nancy Mejía y de Guatemala doña Carla María Rodríguez Mancia.

También asistieron a esta fiesta don Francisco Vañó Ferre, diputado y presidente de la Asociación Independiente de Parlamentarios Amigos de Taiwán en España; don Antonio Gutiérrez Limones, diputado; doña Eva Durán Ramos, diputada; don Tomás Pedro Burgos Beteta, senador; doña Mª Ángeles Zurilla Cariñana, Vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria de la Universidad de Castilla La Mancha; don Wan Tang Lee, profesor de mandarín en la Escuela Oficial de Idiomas, don Chi Chun Lee, empresario; y don Yuan Bin Chen, empresario; don Antonio Gavilanes Dumont, presidente del Club Diálogos para la Democracia; don Friedrich C. Kirpal, economista; don Carlos Uriarte Sánchez, presidente de Paneuropa Juventud, don Juan Ángel Palomo, presidente de Enercom; don Angel caballero Cuesta. CSIC - vicepresidente adjunto de Transferencia del conocimiento; don Francisco Rivero, servicio de prensa en el Instituto de Turismo de España; y don Lucas Esang-J Su, médico cirujano, entre otros.

Minutos antes de empezar el cóctel se celebró un acto protocolario en el que el anfitrión chino don Javier Ching-shan Hou en su discurso de bienvenida, aprovechó la ocasión para anunciar su inminente marcha a Taiwán tras finalizar su etapa de permanencia en España y la próxima llegada a Madrid de un nuevo representante, mostrando a todos los asistentes su gratitud por su «cariño, amistad y hospitalidad», sentimientos que – según dijo – siempre ha recibido de toda España, «allá donde fuera, en grandes y en pequeñas ciudades o en los más recónditos pueblos de su variada y privilegiada geografía».

Continuó su intervención con estas emotivas palabras. «Han sido cinco maravillosos años de mi vida los que he pasado en este país, al que deseo lo mejor en el futuro, pues no puede ser de otra manera después de todo lo que a mí me han ofrecido España y los españoles», manifestado Hou.

Durante su alocución, Hou se ha referido un año más al excelente momento que atraviesan las relaciones entre España y Taiwán, mostrando su deseo de que en breve se pueda alcanzar un importante acuerdo de trasporte aéreo entre ambas partes que haga posible el establecimiento de vuelos directos entre Madrid y Taipei.

Hou, hizo hincapié en el «decidido rumbo» que han tomado las relaciones de Taiwán tanto con España como con la Unión Europea, y ha recordado el compromiso del presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, de trabajar en la próxima firma de un Acuerdo de Inversión y otro de Cooperación Económica (ECA) con la Unión Europea, así como de fortalecer las relaciones con todos sus estados miembros.

Según dijo Hou, en el año 2014 el intercambio comercial entre Taiwán y España alcanzó la cifra de los 2.000 millones de dólares estadounidenses, produciéndose además un cambio de tendencia, puesto que por primera vez la balanza comercial resulto favorable a España, con un superávit de 120 millones de dólares. La tendencia en 2015 - añadió - ha continuado siendo la misma, y de enero a junio Taiwán había exportado a España productos por valor de 437 millones de dólares e importado de España por 525 millones.

Tras referirse a la coincidencia de que tanto en Taiwán como en España se celebran próximamente elecciones, Hou ha manifestado que a la espera de lo que el pueblo de Taiwán decida tras la consulta, es seguro que la política del país «va a continuar apoyándose en la búsqueda de la paz en la comunidad internacional y el bienestar para el pueblo de Taiwán».

Hou, destacó de manera especial el papel que ha querido adoptar Taiwán como garante y promotor de paz en la comunidad internacional y se ha referido en este sentido a las dos iniciativas de paz presentadas por el presidente Ma, una para el Mar de China Oriental en 2012 y la otra, más reciente, para el Mar de China Meridional.

El embajador chino finalizó su intervención con estas palabras: Asimismo, y en este mismo sentido, ha subrayado los cinco principios fundamentales que rigen la política a través del Estrecho, y que se resumen en el mantenimiento del actual status quo; el desarrollo pacífico basado en el llamado «Consenso de 1992»; en abordar primero los asuntos más urgentes y más sencillos; en la defensa de los principios de dignidad, igualdad y reciprocidad, y en poner a Taiwán primero para el beneficio del pueblo.

Después del discurso del anfitrión chino, intervino en el acto el diputado nacional Francisco Vañó, presidente de la Asociación Independiente de Parlamentarios Amigos de Taiwán, quien ha reiterado el apoyo que su asociación siempre está dispuesta a ofrecer a Taiwán, ha recordado que en un reciente viaje a Taipei tuvo oportunidad de saludar al presidente Ma, quien mostró gran interés hacia España, y ha finalizado su intervención destacando que «conocer Taiwán es amar a Taiwán». El acto estuvo amenizado por un concierto de música clásica a cargo de los violinistas Liao Chung-jen y Lee Mon-fu.