Actualidad

Tercera denuncia por maltrato en el colegio de educación especial de Getafe

La madre de un nuevo menor acudía ayer a la Inspección Educativa. La familia del segundo afectado pide un cambio de centro

Tres denuncias por supuestos malos tratos son las que han recibido, en apenas una semana, los docentes y empleados del colegio de educación especial (CEIP) Ramón y Cajal de Getafe. El último caso se producía a mediodía de ayer.

Publicidad

Tres denuncias por supuestos malos tratos son las que han recibido, en apenas una semana, los docentes y empleados del colegio de educación especial (CEIP) Ramón y Cajal de Getafe. El último caso se producía a mediodía de ayer. La madre de un menor se ponía en contacto con la Inspección Educativa para denunciar el trato irregular que, al parecer, ha estado recibiendo su hijo por parte del personal del centro y solicitar un cambio de cara al curso que viene. La denuncia coincidía con la petición de la familia de un alumno autista de 10 años –la segunda que denunció– que también ha pedido a Educación un cambio de centro. «La posibilidad de cambiarlo de centro la llevamos barajando todo el curso. El niño ha continuado con su fobia», aseguraba ayer en declaraciones a Tve Pepi López, la progenitora.

Mientras las nuevas quejas se suceden, la dirección del Ramón y Cajal emitió ayer un comunicado en el que niegan que sus empleados hayan maltratado de ninguna forma a alguno de los alumnos. Así, insistieron a los padres en que las informaciones que se están publicando son falsas y en que las familias afectadas por los supuestos malos tratos nunca expusieron sus casos en las reuniones que de forma habitual mantienen con los padres. El menor ha estado escolarizado «en dos escuelas infantiles, tres CEIPs en el 2º ciclo de Educación Infantil, en los que recibió apoyos muy extraordinarios y un colegio concertado de Educación Especial específico en Trastorno del Espectro Autista», destacan. «En todos ellos, su conducta fue similar a la que presentó durante el periodo de escolarización en nuestro centro», añadieron. Los docentes colocaron ayer pancartas en la fachada del centro para insistir en su inocencia.