Política

Gómez y su «núcleo duro» renuncian a su acta de diputados

Las números 2 y 4 de la lista del PSM dejan la Asamblea por «coherencia y dignidad». El ex secretario general prevé entregar su acta en Vallecas la semana que viene

El exsecretario general del PSM, Tomás Gómez, a su salida ayer del Cadena Ser
El exsecretario general del PSM, Tomás Gómez, a su salida ayer del Cadena Ser

Una semana después de que Tania Sánchez abandonara Izquierda Unida, de nuevo un escaño vacío fue ayer el centro de atención de todos en la Asamblea de Madrid.

Una semana después de que Tania Sánchez abandonara Izquierda Unida, de nuevo un escaño vacío fue ayer el centro de atención de todos en la Asamblea de Madrid. Como la ex candidata de IU, tampoco Tomás Gómez ocupó su asiento. Horas antes de que comenzara el debate, su grupo había retirado del orden del día la pregunta sobre educación que tenía previsto formularle a Ignacio González. Ya por la tarde, el portavoz adjunto del PSM, José Quintana, despejaba incógnitas y confirmaba que el que hasta ahora había sido su líder no volvería a sentarse en su escaño. Tomás Gómez dimitía como portavoz del grupo socialista como paso previo a la entrega de su acta de diputado que, seguramente, llevará a efecto la semana que viene. No será la única baja de esta bancada, ya que sus dos colaboradoras más próximas, Maru Menéndez y Rosa Alcalá –números dos y cuatro del grupo después de que Amparo Valcarce pasara a ocupar hace pocos días una vicepresidencia de la cámara–, también confirmaron que dejan la Asamblea. Ninguna de las dos compareció ayer en el Parlamento regional. El caso de Maru Menéndez, la única que de momento ha formalizado su renuncia, supondrá además su adiós del Senado, en donde ocupaba un asiento por designación autonómica, lo que obligará a los socialistas a buscar quien la sustituya.

Consumada la salida de la plana mayor del grupo parlamentario, la gestora dirigida por Rafael Simancas deberá elegir un nuevo organigrama que prepare los cuatro o cinco plenos y la actividad parlamentaria que resta hasta la disolución de la cámara previa a la convocatoria de los comicios autonómicos.

Todos estos acontecimientos rebajaron la tensión de un pleno que, en contra de lo que ha sido habitual en los últimos años, fue de guante blanco entre los grupos políticos. El interés estaba en las conversaciones de pasillo. Muchos de los diputados socialistas se enteraban a su llegada a la Asamblea de la decisión de Gómez de dimitir como diputado. Se mostraban unos a otros la noticia en los iPads, aunque ninguno valoraba ante los medios la decisión. «Lo único que hemos trasladado es que puede haber divergencias en la posición política, pero vamos a estar unidos y juntos en defender la honradez y la honestidad del compañero Tomás Gómez, porque es también defender nuestra honestidad y la del Partido Socialista de Madrid», reflexionaba Quintana, uno de los pocos en hablar. Sobre lo acontecido en las últimas horas, el resto de diputados medía sus palabras, aunque en sus declaraciones podía percibirse a cuál de los dos bandos en los que ha quedado partido el PSM pertenece cada uno. Del «me parece mal» del portavoz sanitario, José Manuel Freire, al «sólo cabe acatar la decisión de quien tenía que tomarla, que es la Ejecutiva Federal del partido» de Juan Segovia.

Dentro del Hemiciclo, dos compañeros también quisieron rendir su particular homenaje a Gómez. Eusebio González Jabonero, diputado muy afín a Gómez, utilizó su pregunta a la consejera de Educación para afirmar que «los defensores de la Universidad pública y la Educación pública y la ciudadanía que defiende lo que es de todos hoy se sienten huérfanos en parte por la ausencia en el primer escaño de la fila en la que me encuentro», en alusión a la butaca de Gómez. «Puedo entender la alegría del adversario político, probablemente me pasaría lo mismo en el caso contrario, pero si a alguien comprendo es a toda esa ciudadanía que hoy percibe el futuro con más incertidumbre porque mi compañero Tomás no esté en este pleno». Y aprovechó también para lanzar un aviso a navegantes: «No se fíen, porque los socialistas van a seguir defendiendo a la gente de las políticas que la agreden y recortan. Lo vamos a hacer con personas como Tomás, lo vamos a hacer con el propio Tomás». El otro que se acordó de Gómez, aunque de una forma más velada que González Jabonero, fue el candidato a la alcaldía de la capital, Antonio Miguel Carmona. En su interpelación con el consejero de Economía, Enrique Ossorio, Carmona subrayó que «la amistad está por encima del interés». Minutos antes, Carmona había evitado valorar la situación ante los medios a su entrada a la Asamblea. «Hombre con sonrisa abre todas las puertas», aseguró.

Desde el Partido Popular optaron por no valorar la situación interna del principal partido de la oposición. «Nosotros no tenemos ninguna alegría por la destitución de Tomás Gómez, sino todo lo contrario», aseguró Lucía Figar en su turno en el Pleno. La única formación en valorar este escenario fue UPyD. Su portavoz, Ramón Marcos, aseguró que lo ocurrido en el PSM es consecuencia de la vieja política y los líos de despacho y del olvido de las preocupaciones y problemas de la gente».

Candidatos confirmados

El presidente de la recién constituida gestora del PSM, Rafael Simancas, aseguró ayer que el candidato del PSOE al Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona, cuenta con todo el apoyo del partido, tal y como él mismo le ha trasladado, y reconoció que éste a su vez ha afirmado que está «con el PSOE y con la legalidad del partido». Simancas incluso subrayó que la gestora apuesta por Carmona como un político que «ofrece una alternativa ganadora». Del mismo modo, fuentes del partido han confirmado que todos los candidatos elegidos en procesos de primarias para los municipios de la Comunidad de Madrid no se modificarán.

El detalle

Otra placa para el recuerdo

Si el jueves de la semana pasada, el escaño 96 de la Asamblea de Madrid veía cómo su diputada, Tania Sánchez, abandonaba la cámara autonómica, ayer se repetía la escena en el asiento número 63 y otro parlamentario insigne de esta legislatura: Tomás Gómez. Su salida, además, va acompañada de la renuncia de Maru Menéndez y de Rosa Alcalá. Tampoco se descartan nuevas bajas.