MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
08:52
Actualizado
  • 1

«Trails for peace» en la Sierra de Guadarrama: Caminos de guerra para encontrar la paz

Recorrer el embalse de La Jarosa por rutas que fueron trincheras durante la Guerra Civil

  •  Uno de los momentos de la caminata por la ruta de las Trincheras en la Sierra de Guadarrama
    Uno de los momentos de la caminata por la ruta de las Trincheras en la Sierra de Guadarrama
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de agosto de 2018. 08:46h

Comentada
Andrea Voinescu .  Madrid. 5/8/2018

Encontrar la paz interior ya no es asunto exclusivo de los libros de autoayuda, el yoga o la meditación, ahora también se puede hallar caminando. Al menos eso es lo que propone la iniciativa «Trails for Peace» que ha comenzado su andadura en la Sierra de Guadarrama de Madrid. Este proyecto, sin ánimo de lucro, busca crear una red mundial de senderos en los que los participantes conecten con la naturaleza y desconecten del estrés de la vida diaria a través de caminatas.

Las rutas que se escogen deben tener un significado especial, no se valora solo el entorno natural, también se busca que hayan formado parte de la historia del lugar. Se pretende que los caminos por los que transcurran las excursiones hayan sido «testigos» de algún conflicto bélico pasado, para que ahora puedan ser caminos en los que encontrar sosiego, por ello Guadarrama es perfecto. La primera de estas caminatas se realizó en el embalse de La Jarosa hace unas semanas, concretamente, en la conocida como ruta de Las Trincheras. Su nombre no engaña, a lo largo de esta pinada se pueden encontrar las trincheras y búnkeres que se construyeron durante la Guerra Civil y que nos recuerdan con tristeza un capítulo de nuestra historia reciente.

Al comenzar y durante la caminata, uno de los colaboradores del proyecto, Jose María de Juan, explicó el significado de los restos que se encuentran a lo largo del paseo para que así los participantes fueran capaces de rememorar lo que allí se vivió durante las batallas. Los vestigios de la contienda son la pieza clave de esta iniciativa ya que ahonda en la memoria colectiva y realza el patrimonio histórico de la sierra. Asimismo, el paseo y la charla invitaron a reflexionar a los integrantes del grupo ya que «caminando entre los restos de un conflicto encontramos calma y unión con el resto del grupo», asegura Jimmy Pons, ideólogo del proyecto. Es este contraste lo que hace de este paseo algo especial, con esta experiencia un camino de guerra se convierte en otro hacia la paz interior.

Este paraje lleno de pinos por el que discurre la ruta no siempre fue así, en tiempos de conflicto sólo era un lugar donde luchar y esconderse y fueron las diversas reforestaciones las que han hecho de este emplazamiento un sitio en el que disfrutar de la naturaleza y en el que meditar sobre lo que sucedió.

Además de otorgarle a las personas las claves para entender lo que allí ocurrió, el objetivo principal de esta iniciativa es «generar espacios para que la gente se libere del agobio del día a día y conecte con la naturaleza y con su yo interior», así lo explica Pons que intenta llevar esta filosofía de la sierra madrileña a otros lugares del mundo como Colombia, concretamente a la zona de Choachí, localidad que se ha visto muy afectada por la guerrilla de las FARC, por lo que es una candidata perfecta para entrar en esta red mundial de senderos «ya que en lugares tan afectados se necesita trabajar por la paz».

Esta idea combina la búsqueda de la tranquilidad, el deporte y «potencian el turismo en los lugares en los que se realizan», asevera Pons.«Es un nuevo turismo que no sólo busca el cuidado del cuerpo y de la mente, también del alma», añade. Por todo esto, el Ayuntamiento del municipio aceptó sin problema la propuesta. La ruta de Las Trincheras ya existía desde el año 2012, enmarcada en la iniciativa «Paseos Temáticos por Guadarrama». Sin embargo, la idea de Jimmy Pons busca involucrar más a la gente y «darle un toque» a la ruta para mostrarle a los participantes que «otro tipo de ocio es posible». El proyecto no quiere quedarse en una única experiencia, si no que su intención es abrir nuevos senderos en la sierra madrileña, además de realizar varias salidas para continuar impregnando a los que quieran asistir de su filosofía que engloba el aprendizaje histórico, la importancia de la ecología y sobre todo la búsqueda de uno mismo.

Últimas noticias