Política

«Typical Spanish»

La Razón
La RazónLa Razón

Desde su implantación en julio de 2006, ha sido un enigma saber cuántos ayuntamientos estaban aplicando el permiso por puntos en nuestro país y cómo lo hacían. La falta de transparencia en la forma de aplicar el sistema de sanciones en el ámbito urbano ha sido la tónica general por parte de las autoridades del tráfico –incluso negando dicha información al Tribunal Supremo, cuando lo solicitamos judicialmente–, lo que ha impedido escrutar, con objetividad y lejos de la propaganda gubernamental, los verdaderos resultados de un sistema que podía haber funcionado con eficacia, pero que nació capitidisminuido. Sin embargo, desde AEA, tras analizar, con un gran esfuerzo económico y humano, los datos de 8.118 municipios, podemos mostrar la realidad del peculiar permiso por puntos que tenemos hoy en España.

Las elecciones municipales son una inmejorable ocasión para que los alcaldables nos expliquen por qué un conductor madrileño tiene cinco veces más posibilidades de agotar su saldo de puntos que uno de Barcelona; o por qué uno de Alcobendas o de Móstoles tiene entre 65 y 130 veces más probabilidad de perder el carné que sus vecinos de San Sebastian de los Reyes o de Alcorcón, respectivamente. No existe ninguna razón objetiva para ello y la única conclusión a la que hemos llegado en AEA es que el sistema de puntos se está aplicando, en el ámbito urbano, de forma caprichosa y arbitraria.

*Presidente de Automovilistas Europeos Asociados