Un edil de Carmena se tapa la nariz al apoyar una propuesta de su propio Gobierno

Cuatro concejales abandonaron el Pleno para no apoyar la transformación de la antigua sede del Patio Maravillas en apartamentos turísticos

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, se ha tapado la nariz mientras sostenía el brazo en alto
El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, se ha tapado la nariz mientras sostenía el brazo en alto

Cuatro concejales abandonaron el Pleno para no apoyar la transformación de la antigua sede del Patio Maravillas en apartamentos turísticos

Tras varios meses de aplazamiento, el Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) ha llevado al Pleno de Cibeles el expediente para dar vía libre a la conversión del edificio de la calle Divino Pastor número 9 –en el distrito Centro– en apartamentos turísticos. Este expediente se ha debatido y votado en el pleno de abril después de que el Gobierno municipal lo retirara del orden del día de la sesión de enero. Entonces, el equipo de Ahora Madrid optó por no someterlo a votación por las diferencias existentes en torno a este punto en el grupo municipal. Grupos vinculados con la formación de Carmena, como el Patio Maravillas habían expresado su rechazo a esta propuesta. No en vano, el inmueble de Divino Pastor fue una de las casas ocupadas ilegalmente por este colectivo.

Durante el debate de la propuesta, cuatro concejales se han ausentado del salón de Plenos y han permanecido fuera hasta después de la votación. De esta forma, han eludido apoyar la propuesta de su compañero, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y al mismo tiempo han evitado una nueva imagen de división a la hora de votar. Los cuatro concejales ausentes en este momento han sido Guillermo Zapata –vinculado en el pasado con el Patio Maravillas–, Montserrat Galcerán, Rommy Arce y Pablo Carmona. Además, el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha hecho patente su desacuerdo con la propuesta de su equipo tapándose la nariz mientras sostenía el brazo en alto.

“Urbanismo okupa”

El delegado de Urbanismo ha asegurado en su argumentación haber realizado algunas modificaciones en el expediente y ha incidido en que no plantea un “cambio de uso” sino “un cambio de clase de uso” para el inmueble al pasar de terciario de oficinas a terciario-hospedaje. Las mayores críticas las ha pronunciado el edil de PP José Luis Martínez Almeida: “Madrid merece un urbanismo más serio. Desde luego no merecemos el urbanismo ‘okupa’ de Ahora Madrid”. La propuesta ha salido adelante con el voto favorable del grupo del PP y con el de los 16 ediles de Ahora Madrid presentes. PSOE ha votado en contra y Ciudadanos se ha abstenido.