Una nueva pasarela para llegar a «la Vela»

La Razón
La RazónLa Razón

El nuevo icono de la capital: «la vela» de Las Tablas, la nueva sede del BBVA, contará con una nueva pasarela para favorecer el acceso de los 6.000 trabajadores que el próximo mes de junio se trasladarán allí desde todas las actuales sedes de la entidad bancaria. Este nuevo paso sustituirá la actual pasarela peatonal junto a la A-1 por una más amplia, más confortable y de mayor capacidad.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer definitivamente el proyecto de urbanización del plan especial «Nueva Sede del BBVA» en Las Tablas. En la redacción definitiva de este proyecto, que se aprobó inicialmente el 23 de diciembre de 2010, la sociedad promotora ha añadido varias posibilidades de mejora, entre ellas, la de la pasarela peatonal y la construcción de una nueva parada de autobuses próxima a la A-1, que aumente y mejore la dotación del servicio de transporte público de la zona.

La urbanización del entorno tiene un presupuesto de 15 millones de euros y su plazo de ejecución es de 44 meses. El BBVA ya ha invertido más de 600 millones de euros en la que será su sede más emblemática. El complejo, obra del estudio de arquitectos Herzog & Meurón, se caracteriza por su gran vela con forma de disco, que domina un conjunto de edificios diseñados con patios vegetales entre sí. En concreto, este conjunto ocupa nueve parcelas que suman un total de 96.787 metros cuadrados.

Además de por su diseño, la nueva sede del BBVA será conocida por la innovación aplicada en la construcción y funcionamiento del complejo. Así, se han utilizado materiales de bajo impacto medioambiental y el consumo de todas las infraestructuras se podrá controlar a distancia. «La vela» se abastecerá con sus propios paneles solares y con energía geotérmica, para obtener un ahorro del 7,6% en las emisiones de CO2 y de un 8,3% en el consumo de energía. Igualmente, también tendrá un sistema de aprovechamiento y reutilización de aguas grises y de lluvia.