Viñetas contra el maltrato

Las viñetas de veinticuatro dibujantes de los cinco continentes para llamar la atención en torno al maltrato como un problema sin fronteras, que sufren las mujeres de todas las razas, de todas las religiones y de todos los países. Éste es el espíritu de la exposición «Apaguemos el maltrato». La muestra comienza su andadura estos días en Alcorcón –permanecerá en la ciudad hasta el próximo 22 de diciembre–, desde donde iniciará un recorrido por una docena de localidades de la región hasta que en noviembre de 2014 aterrice en Pozuelo. Destacan en este mosaico coral contra la cobardía de la violencia machista algunos nombres. Como el de Marilena Nardi, colaboradora de «Il Corriere de la Sera», el del keniata Victor Ndula, premio de la ONU 2012; el del español Enio, ganador del premio a la mejor viñeta en contra del maltrato «Entretodas», o el de la norteamericana ganadora del premio Pulitzer, Ann Telnaes. La muestra también nos acerca al lado humano de artistas como la egipcia Doaa Eladl, pionera entre las dibujantes árabes en denunciar la situación de la mujer en países como el suyo. Una de sus viñetas, en la que Adán y Eva recibían de un ángel la posibilidad de permanecer en el paraíso siempre y cuando eligieran al candidato correcto en las elecciones presidenciales, provocó que fuera acusada de blasfemia por la fiscalía durante el mandato del derrocado Mursi. Otra de los motivos que la llevaron a acaparar titulares en la prensa local fue un valiente dibujo en el que denunció la mutilación sexual femenina. La exposición –que cuenta con la colaboración del Observatorio Regional de la Violencia de Género y la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid– es, según sus impulsores, pionera en tratar no sólo el maltrato físico sino también en abordar otras problemáticas como el acoso psicológico, la prostitución organizada, la mutilación genital, la violación, y el acoso sexual, laboral y cibernético.