Wilco, la guerra de las galaxias

La banda de Ilinois recala en las Noches del Botánico para presentar «Star Wars», su último disco, teloneados por The Secret Society.

Jeff Tweedy, en primer término, cantante y compositor de Wilco
Jeff Tweedy, en primer término, cantante y compositor de Wilco

La banda de Ilinois recala en las Noches del Botánico para presentar «Star Wars», su último disco, teloneados por The Secret Society.

Después de su aplaudido «The Whole Love» de 2011, el siguiente movimiento de Wilco era muy esperado. Cuatro años después, el quinteto de Ilinois dio la sorpresa al regalar en la red su siguiente trabajo, «Star Wars», un disco diferente desde la portada presidida por un bodegón bastante poco Wilco: un gato blanco con florero al fondo pintado al óleo, que obtuvieron una recepción tan tibia como el contenido del álbum. Pero qué importa que no sea uno de sus mejores discos, si ver a Wilco ya es un rito de paso que está por encima de esas minucias. Basta decir que Jeff Tweedy y los suyos han dado una nueva forma al rock americano de este siglo y que por lo menos tres de sus álbumes («Yankee Hotel Foxtrot», «Sky, Blue Sky», «A Ghost is Born») son obras maestras. Si además son los excelentes músicos en directo que son, la cita con ellos es ineludible y la oportunidad la pintan en el Festival las Noches del Botánico. La cita es este sábado, a las 22:00 horas. Por cierto, hagan caso y vean a los teloneros, The Secret Society, a las 21:00. No se arrepentirán.

«Star Wars» peca de falta de concentración y de cierto aire taciturno aunque contiene algunas de esas guitarras nostálgicas y dulces y esas otras rudas y desatadas que les han hecho grandes. Lo que parece que está claro es que no es un álbum que esté pensado para agradar al gran público, lo que podría explicar las razones de distribuirlo gratuitamente. «¿Por qué lo hicimos? Porque nos parecía divertido, no creo que se necesiten más razones ¿Qué hay más divertido que una sorpresa?», se preguntaba Jeff Tweedy. Se lo puede permitir el genio de Chicago, de la misma forma que se le consiente robar la marca más cotizada del cine familiar para el título de su disco y que a nadie de Disney se le ocurra toserle. «No soy fan de ‘‘La Guerra de las Galaxias’’ y no sabía que estaban rodando una nueva entrega hasta que mi abogado me lo advirtió», dijo a la revista «Rolling Stone». El cantante, conocido por sus épocas oscuras y su carácter con tendencia a la depresión súbita, ha renacido como consecuencia de la pérdida de su hermano y también del cáncer que ha sufrido su mujer. «He aprendido a hacer de mi vida algo útil. Pero mi vida nunca ha sido oscura y deprimente. He pasado por fases, como absolutamente todos los seres vivos de este planeta. Punto», aseguraba a la revista.

El disco fue grabado por el propio Tweedy con cada miembro de la banda por separado, turnándose en el estudio, de manera que ellos ya escucharon terminadas piezas como «Random Name Generator», «You Satellite» y «The Joke Explained», que justifican la escucha. Y hablando de estrellas, ojalá nos regalen en el Botánico esa versión de «California Stars» de Woody Guthrie. Pero, ¿acaso alguien necesita razones nuevas para ir a ver a Wilco?