Actualidad

Agricultura multiplica por cuatro el control de jardines por el «ébola del olivo»

Tras los recientes casos de «Xylella Fastidiosa» registrados en Almería y Madrid, la Consejería solicita al Gobierno de la nación un programa preventivo para la producción de material vegetal por los viveros

Tras los recientes casos de «Xylella Fastidiosa» registrados en Almería y Madrid, la Consejería solicita al Gobierno de la nación un programa preventivo para la producción de material vegetal por los viveros

La reciente llegada de la bacteria «Xylella Fastidiosa», también conocida como «ébola de los olivos», a comunidades como Madrid y Almería ha encendido todas las alarmas en el Gobierno regional para tratar de frenar su llegada a Murcia y evitar daños vegetales irreparables. De esta forma, el director general de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura, Francisco González Zapater, explicó ayer que la Consejería del ramo pasará de realizar un control al año a uno cada trimestre en los 200 viveros y centros de jardinería de la Comunidad.

Ante la situación nacional, González Zapater apuntó que el Ministerio de Agricultura había reunido a los directores generales de varias regiones para informarles de un foco de esta bacteria en Madrid, en una plantación de olivos de carácter no comercial, por lo que se procedió al arranque de los árboles afectados y al estudio de al evolución de la enfermedad vegetal. Y lo mismo ocurrió en el caso del municipio urcitano de El Ejido.

De esta forma, siguiendo los procedimientos facilitados por el Ministerio, «la Consejería va a reforzar los controles, sobre todo en viveros y centros de jardinería, para supervisar el movimiento de material vegetal y descartar la presencia de Xylella».

No obstante, el director general anunció que se solicitará al Gobierno de la nación un programa preventivo para la producción de material vegetal por los viveros, en aislamiento confinado y sometido a un sistema de autocontrol, mediante analíticas y confirmación oficial, «que posibilite la declaración de material libre de Xylella y permita continuar la actividad viverística y su comercialización».

Asimismo, explicó que en los Presupuestos Regionales hay registrada una partida de 400.000 euros para realizar las actuaciones pertinentes en caso de que aparezca un foco, así como indemnizar a los agricultores cuyas plantaciones se vean afectadas. «No obstante, estos fondos podrán ser incrementados, en caso de aparecer un foco, tanto para las labores de erradicación como para indemnizar a los agricultores», explicó.

Graves afecciones

Cabe recordar que la Xylella es una bacteria patógena que provoca graves afecciones en muchos cultivos, con síntomas tales como el decaimiento súbito del olivo, la quemadura de la hoja en almendro, la enfermedad de Pierce en vio o la clorosis variegada en cítricos.

CLAVES

La búsqueda de los vectores de transmisión.

Estas investigaciones son de gran importancia, dado que en el hipotético caso de que la bacteria se extienda por una determinada zona, su control estaría relacionado con los vectores, tal y como se está comprobando en Europa, Estados Unidos y Sudamérica.

Estas investigaciones son de gran importancia, dado que en el hipotético caso de que la bacteria se extienda por una determinada zona, su control estaría relacionado con los vectores, tal y como se está comprobando en Europa, Estados Unidos y Sudamérica.