Deportar a los inmigrantes ilegales y derogar la ley LGTBI: las exigencias de Vox para apoyar a PP y Cs en Murcia

La formación de Santiago Abascal no admitirá «cordones sanitarios ni aceptaremos que nos insulten o marginen»

El líder de Vox en la Región, Pascual Salvador, durante la toma de posesión como diputado de la Asamblea Regional
El líder de Vox en la Región, Pascual Salvador, durante la toma de posesión como diputado de la Asamblea Regional

La formación de Santiago Abascal no admitirá «cordones sanitarios ni aceptaremos que nos insulten o marginen»

Vox ha hecho llegar a los diferentes partidos postulantes para el Gobierno regional (PP y Ciudadanos) una serie de medidas que incluir en el acuerdo programático para conseguir su apoyo en el debate de investidura de la próxima semana y situar a Fernando López Miras nuevamente como presidente. Así, entre los objetivos marcados por Vox, con el fin de «conformar un gobierno que permita la gobernabilidad y el avance económico y social de la Región», no admitirán ni cordones sanitarios ni apoyarán a nadie que «insulte, margine o menosprecie a los votantes o que trate de marginarnos en cualquier negociación».

Las medidas propuestas en el marco de negociación para apoyar la investidura se desglosan en tres grandes bloques:

Libertad:

Libertad de elección de centro por parte de los padres e implantación del cheque escolar; difusión en los centros educativos de los valores constitucionales; libertad de los padres para educar a sus hijos según sus convicciones; defensa de la libertad de expresión y comunicación, «con la derogación autonómica de igualdad social LGTBI, por vulnerar los derechos fundamentales contenidos en la Constitución de libertad de educación, expresión y comunicación»; protección especial de la caza, entre otras medidas.

Economía e impuestos:

Entre las propuestas se encuentra la de reducir el gasto político y de cargos dependientes de la Comunidad y la simplificación de normativas; beneficios fiscales para las familias, sobre todo las numerosas, así como reducciones y exenciones del Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI); iniciar un programa de ayudas a mujeres embarazadas para evitar abortos; elaborar una Ley de protección de la familia que contenga expresamente el apoyo a la natalidad; y reducir las listas de espera de forma drástica, entre otras.

Inmigración:

En este aspecto, señalan la necesidad de deportar a los inmigrantes ilegales y apoyar a quienes entran por vía legal; no implantar el centro de Menores no Acompañados previsto en Santa Cruz.

«Mientras no se alcance un acuerdo en el que se consideren estas propuestas no se debería hablar de estructura de gobierno, que deberá ajustarse a un planteamiento razonable y eficiente, con el foco en los intereses regionales», detalla el acuerdo.

Cs no va a retroceder

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea Regional, Isabel Franco, ha asegurado que su formación no va a llegar a ningún acuerdo de Gobierno «con aquellos partidos que quieran hacer retroceder a la Región de Murcia».

«Ciudadanos no va a pactar con partidos que frivolicen con la violencia machista, que estigmaticen a los inmigrantes o que ataquen al colectivo LGTBI y los derechos y libertades que han conquistado a lo largo de los años».

La portavoz del grupo parlamentario ha querido recordar que Ciudadanos «nació precisamente para hacer frente al pensamiento único, al nacionalismo, a los populistas, por lo que estamos tratando de llegar a un acuerdo con partidos que quieran progresar, no retroceder. La pregunta ahora es si el PP quiere una Región de Murcia en blanco y negro, anclada al pasado, o una Región de futuro».

Franco aseguró que no habrá un Gobierno bajo premisas que pasen por el ataque indiscriminado a colectivos como el inmigrante o el LGTBI. «Tanto mis principios como los de mi partido están por encima de cualquier acuerdo de gobierno».