El nuevo líder de los socialistas murcianos dependerá del resultado de las primarias

Los seguidores de Pedro Sánchez arropan a su candidato en el acto celebrado en Murcia

La Razón
La RazónLa Razón

Los seguidores de Pedro Sánchez arropan a su candidato en el acto celebrado en Murcia

No faltó ninguno de los dirigentes y cargos institucionales de la Región que apoyan a Pedro Sánchez en su carrera por recuperar la Secretaría General del PSOE. Todos acudieron al mitin que ayer ofreció en el auditorio Parque Fofó de Murcia en el que participaron la presidenta de la Plataforma en apoyo al candidato de la Región, María José Partera, el alcalde de Alhama, Diego Conesa y el de Calasparra, José Vélez quien organizó el primero de los actos para arropar al líder socialista en su municipio.

Ante un sofocante calor de mediodía en Murcia, Sánchez y sus teloneros lograron animar a los asistentes al acto, especialmente cuando se comprometió a que si gana el próximo 21 de mayo las primarias socialistas, los Estatutos fijarán que se exija consultar a la militancia sobre los pactos y acuerdos postelectorales.

Aunque la mayoría de la militancia socialista reflexiona todavía sobre los resultados de los próximos comicios orgánicos, los dirigentes y cargos institucionales piensan en sus congresos regionales y en el reparto de poder entre los que han apostado fuerte por cada uno de los candidatos nacionales.

En Murcia, aunque Susana Díaz obtuvo la mayoría de los avales, 2.276, frente a los 1.822 de Pedro Sánchez, la elección del nuevo secretario general está condicionada por el nombre de quien sea elegido en Madrid.

La única cuestión que todos los sectores tienen claro en este momento es la retirada del actual secretario general de la Región, Rafael González Tovar quien, a pesar de no haberlo manifestado públicamente, se ha decantado por el que parece el perdedor en la terna, Patxi López, lo mismo que su hija, María González Veracruz o sus más íntimos colaboradores, Emilio Ivars y el concejal por Murcia Enrique Ayuso.

Desde los otros dos sectores aseguran que está negociando una salida pactada. Lo hubiera tenido más fácil si López hubiera aceptado la oferta de Sánchez para integrarse en su candidatura en el caso de que ganara las primarias. Si lo consigue Díaz también habrá negociación. Lo que parece claro es que la batalla regional sabe que la tiene perdida. Su única opción fue la fallida moción de censura al presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez.

Ahora el panorama es muy diferente. El sector que apoya a Susana Díaz, mayoritario en la formación murciana, apuesta por la alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno que estará refrendada por la presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver, Pedro Saura, Ramón Ortíz, Roberto García, Pedro López y las alcaldesas de Molina de Segura, Esther Clavero, de Cartagena, de Santomera, Inma Sánchez y el ala más conservadora del aparato.

También habrá partido entre los seguidores de Pedro Sánchez. Jesús Navarro parece postularse al puesto a pesar de que el sector más progresista apoyaría una candidatura encabezada por el alcalde de Alhama, Diego Conesa que ayer acompañó al exsecretario general en el mitin de Murcia y que tiene muchas posibilidades de dirigir al PSOE murciano si Sánchez consiguiera la victoria.

Como manifiesta un dirigente «la sopa tiene muchos ingredientes, pero no está sabrosa». El futuro socialista en la Región depende de la elección nacional.