El PP de Murcia exige a los socialistas que defiendan el Tajo-Segura

El secretario ejecutivo de Agricultura de los populares califica de «sesgado y contaminado» el informe de Greenpeace

El secretario ejecutivo de Agricultura del PP, Jesús Cano, en una visita reciente a los pozos de Sinclinal
El secretario ejecutivo de Agricultura del PP, Jesús Cano, en una visita reciente a los pozos de Sinclinal

El secretario ejecutivo de Agricultura de los populares califica de «sesgado y contaminado» el informe de Greenpeace

El secretario ejecutivo de Agricultura, Agua y Medio Ambiente del PPRM, Jesús Cano, manifestó ayer que «la Región de Murcia no renunciará al trasvase Tajo-Segura y cualquier intento de derogarlo lo impediremos desde nuestro partido».

Cano consideró «imprescindible» el agua procedente de los trasvases que debe ser «complementada con otros aportes externos», por lo que exigió a los dirigentes del PSOE murciano que «defiendan a nuestros regantes frente a los ataques auspiciados por el Gobierno de García-Page que saca ahora ‘el libro gordo de Petete del agua’ para desprestigiarlos».

El responsable popular se refirió al «presunto estudio» presentado el pasado jueves en Toledo por la organización Greenpeace, un informe que calificó de «sesgado y contaminado que se ha hecho público con el único fin de crear una corriente pública de opinión en contra de los agricultores murcianos».

Recordó que el déficit estructural de la Cuenca del Segura es «incuestionable y así lo avalan los estudios técnicos y oficiales», dijo el dirigente popular, quien consideró una «absoluta falacia que la Región de Murcia pueda ser autosuficiente en materia de agua con los recursos subterráneos».

El responsable de Agua del PPRM consideró, por tanto, que «quien niega el déficit hídrico estructural de la Cuenca del Segura se está poniendo una venda en los ojos para no ver la realidad», y tildó de «muy sorprendente que haya asociaciones que se dicen ecologistas y proponen más utilización de unos acuíferos que ya de por sí están altamente sobreexplotados».

Por otro lado, Cano afirmó que «es inconcebible que Greenpeace avale un ‘fracking’ del agua para paliar la sequía en la Región de Murcia». En su opinión, «solo se entienden ese tipo de afirmaciones cuando quien las realiza está al servicio de un Gobierno coaligado de socialistas y podemitas en Castilla-La Mancha que pretende el cierre definitivo del trasvase Tajo-Segura». «La entrada de Podemos en el Ejecutivo castellano-manchego es la amenaza más clara para su mantenimiento».