El PP reprocha a PSOE y Podemos que «den cobijo» a un imputado en Cartagena

El portavoz popular regional asegura que los códigos éticos de estos partidos «son una farsa»

El portavoz popular, Víctor Martínez, y el diputado nacional, Javier Ruano
El portavoz popular, Víctor Martínez, y el diputado nacional, Javier Ruano

El portavoz popular regional asegura que los códigos éticos de estos partidos «son una farsa»

«Hipócritas» y «frescos» son algunos de los adjetivos que reprendió ayer el portavoz del PP en la Región, Víctor Martínez, contra los líderes del PSOE y Podemos murciano, «por dar cobijo en el ayuntamiento de Cartagena al señor José López (líder de Movimiento Ciudadano), imputado por cuatro delitos de presunta corrupción». Para él, esta actitud demuestra «que no son ni creíbles ni coherentes, porque cuando se trata de sillones ya no importan las imputaciones. ¿Dónde quedan ahora los famosos códigos éticos que tanto han exigido al PP?», preguntó.

Así se refirió al pleno de investidura de la nueva alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, que tomó el relevo en el mando tras dos años de legislatura de López. Con sus votos, continuó Martínez, PSOE y Podemos han permitido que la primera edil haya colocado como vicealcalde a una persona que está siendo investigada por presunta corrupción. «¿Dónde queda el famoso artículo 54 de la Ley de Transparencia y el presidente del Consejo para dar lecciones morales al resto de ciudadanos?», volvió a preguntar.

Martínez lamentó que la situación actual del Ayuntamiento de Cartagena «sea distinta al resto de lo que sucede en los municipios gobernados por el PP», y criticó que no exista exigencia ética y moral para el exalcalde, que ahora ha nombrado además como concejal de Urbanismo. «El auto del juez por la compra en tiempo récord de un edificio que supera el medio millón de euros a un compañero de partido es demoledor».

De la misma forma, reprochó que aunque sus partidos en las corporaciones municipales votaran a favor del relevo del nuevo Gobierno local, tanto el líder del PSOE, Rafael González Tovar, como de la formación morada, Óscar Urralburu, asistieran al Pleno de investidura. «Hicieron una lección de hipocresía intolerable e insuperable», especialmente después de que «jalearan y vitorearan a la nueva alcaldesa con los votos del imputado».

Finalmente, criticó que durante la última semana, la aparición de los líderes de dichas formaciones hayan estado «escondidos y no den la cara, lo que demuestra la farsa de la regeneración política que pretenden atribuirse. ¿Dónde quedan ahora las exigencias de dimisión de Tovar y su cuadrilla y de Urralburu y su pandilla?».

No es libre

Por otro lado, el portavoz municipal del PP en Cartagena, Francisco Espejo, acusó a la propia Castejón de «no ser libre» para cesar a López, al estar sus decisiones «supeditadas a las imposiciones de su socio de Gobierno».

Así se pronunció después de las palabras de esta en las que apuntó a que ella tendría muy claro lo que haría si se encontrara en una situación similar a la de su socio. «Lo único que puede hacer la alcaldesa es pedir a López que se vaya, y si no lo ha hecho ya es porque no quiere. Castejón ha antepuesto su interés personal a la defensa de su partido en la lucha contra la corrupción».

Para lo populares, el PSOE «ha perdido la poca credibilidad que tenía y, tras saltarse su código ético, a día de hoy no tienen legitimidad para pedir dimisiones».