La Región apuesta por el diálogo pese a la negativa de Tovar de sumar en los pactos

El presidente Sánchez asegura que cumple su palabra y el PSOE se niega a participar en «pantomimas»

El presidente de la Región, Pedro Antonio Sánchez (dcha.), y el portavoz del PSOE, Rafael González Tovar, ayer
El presidente de la Región, Pedro Antonio Sánchez (dcha.), y el portavoz del PSOE, Rafael González Tovar, ayer

El presidente Sánchez asegura que cumple su palabra y el PSOE se niega a participar en «pantomimas»

«Todos tenemos algo que decir en estas cinco grandes áreas -Educación, Sanidad, Violencia de Género, Infraestructuras y Agua- y lo que esperamos son propuestas constructivas y no actitudes de bloqueo». Con estas declaraciones se puso punto y final a la ronda de reuniones entre el Gobierno regional que dirige Pedro Antonio Sánchez con los líderes del resto de formaciones políticas, a falta de citarse hoy con el portavoz Popular, Víctor Martínez. Ayer fue el turno del portavoz socialista parlamentario en la Región, Rafael González Tovar, que rechazó por completo formar parte de los planes del presidente regional ya que, a su juicio, el PSOE «no va a participar en pantomimas ni en volver a repetir lo que cansa a la sociedad murciana hasta la saciedad».

Esta negativa de Tovar no fue bien acogida desde el Gobierno, ya que la portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo, insistió en que la sociedad «no entenderían que no fuésemos capaces de ponernos de acuerdo en los asuntos que son importantes y que nos piden los ciudadanos».

Subrayó que el documento de propuestas expuesto a Tovar es el pactado por todas las formaciones tras el Debate del Estado de la Región, y por ello, «es un mandato que la Asamblea Regional nos insta a cumplir, y eso es lo que estamos haciendo».

De este modo, al igual que con el resto de portavoces, la consejera explicó que tanto el presidente como el equipo de Gobierno autonómico, tienen la mano tendida para trabajar «en colaboración con todos en las cuestiones que son claves para construir la Región».

Por su parte, el líder de los socialistas murcianos calificó de «desacertado» el planteamiento expuesto por el presidente de la Región en torno a llegar a acuerdos en infraestructuras. Según aclaró, el PSOE está de acuerdo en la hoja de ruta, pero que Sánchez «vuelva a plantearnos qué hacer con el AVE cuando estaba hace cuatro o cinco años a las puertas de la Región es un trabajo que no conduce, de forma positiva, a nada».

A su juicio, consideró que a través de las Comisiones de investigación abiertas en el Parlamento se pueden abordar estos cinco pactos propuestos por Sánchez, por lo que no son necesarias nuevas vías de análisis. «Esto no va de lavar la cara a un Gobierno ni de salvar a un presidente que tiene mucha urgencia por parecer activo. No participamos porque no es nuestro papel».

A pesar de todo, el líder del socialismo murciano mostró la disposición «puntual» de su grupo de acudir a «cuantos temas nos cite el Gobierno en beneficio de la Región», tales como financiación o regeneración democrática.