La Región e Interior se unen contra la violencia de género

Gobiernos central y regional compartirán las redes de atención a las mujeres maltratadas para conocer y estudiar cada caso.

Comisión Especial contra la Discriminación y Violencia de Género
Comisión Especial contra la Discriminación y Violencia de Género

Gobiernos central y regional compartirán las redes de atención a las mujeres maltratadas para conocer y estudiar cada caso.

La Región de Murcia y el Ministerio del Interior ultimaron ayer las bases de un convenio de colaboración para mejorar la coordinación en casos de violencia de género. De este modo, el Gobierno regional se suscribirá al sistema SIGUE, que utiliza la Comunidad para seguir los expedientes de violencia de género, con el sistema BIOGEN, que depende de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Así lo expuso la directora general de la Mujer, Alicia Barquero, que reiteró la necesidad de que tanto la Policía Nacional como la Benemérita conozcan los casos de cada una de las mujeres que se atienden en la red especializada de atención en casos de violencia de género en la Región. «El objetivo es que no se les escape ninguna y nosotros podamos conocer la valoración de riesgo que realizan los agentes de cara a las mujeres que les interponen denuncias a ellos».

Se trata de una medida de urgente necesidad ya que en el primer trimestre de este año se atendieron, en el teléfono de mujeres maltratadas, un total de 1.136 llamadas, lo que supone «un aumento de más de 500 llamadas con respecto al mismo ejercicio del año anterior, y se ha ayudado a 816 mujeres».

El presupuesto para este sistema de atención cuenta con una partida de 127.000 euros, un 13,9 por ciento más que en 2015.

Plan 2016-2020

Barquero también mencionó el Plan 2016-2020, dotado con 15 millones de euros, y cuyo objetivo es el de articular políticas públicas que promuevan el valor cultural y de igualdad de las mujeres y hombres de la Región.

Ante este proyecto, la diputada del PP, Inmaculada González, calificó de «muy positiva» la adhesión de la Región al sistema de Seguimiento Integral en casos de violencia de género, ya que supone «un paso muy importante en materia de coordinación».

Por ello, defendió que el Ejecutivo regional «no improvisa» en materias de igualdad, y consideró que las estrategias están bien estructuradas en la dotación de recursos.

Por su parte, la socialista Yolanda Fernández consideró «preocupante» que las llamadas al 112 queden registradas en la factura, así como que haya desaparecido el puesto de atención nocturna.