Batalla judicial por los veladores

La “drástica” reducción de terrazas en el centro de la capital enfrenta a Ayuntamiento con hosteleros

La Policía Local ya ha intervenido en varias ocasiones en el centro de Sevilla
La Policía Local ya ha intervenido en varias ocasiones en el centro de Sevilla

La “drástica” reducción de terrazas en el centro de Sevilla enfrenta a Ayuntamiento con hosteleros

La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este miércoles la resolución “definitiva” de la reordenación de los veladores autorizados en la plaza de la Campana, la calle San Fernando y la avenida de la Constitución, suprimiendo todas las instalaciones en el primer caso, y reduciéndolas cerca de un 80 por ciento en la calle San Fernando y un 60 por ciento en la avenida de la Constitución. La medida, que será efectiva en “un mes y medio o dos meses”, supone la “recuperación” de unos 676 metros cuadrados para el tránsito de peatones.

A la hora de aprobar definitivamente esta reordenación, Urbanismo sólo ha admitido cinco de las 25 alegaciones promovidas contra el documento de aprobación inicial de la medida. Las alegaciones estimadas hacen relación a la concesión de un “margen de maniobra”, para que los negocios de hostelería afectados redistribuyan sus veladores en función de la nueva y reducida superficie autorizada. Así, esta resolución será ahora notificada a los más de 30 negocios afectados, para que en el caso de la calle San Fernando y la avenida de la Constitución, remitan a la Gerencia de Urbanismo sus propuestas en cuanto a la redistribución de sus veladores, al objeto de que la administración las apruebe o no antes de ser efectiva la medida. Según ha calculado Antonio Muñoz, en aproximadamente “un mes y medio o dos”, será ya plenamente “efectiva” esta reordenación.

Y en cuanto a los avisos de los empresarios respecto al impacto de esta medida en materia de empleo, Muñoz ha recordado que en el caso de la plaza de la Campana, donde se suprimen todos los veladores, cinco de los seis negocios funcionan mediante “autoservicio”. No obstante, sí ha admitido que es posible que haya alguna “pérdida puntual de empleo”.

“A continuación”, según el concejal Antonio Muñoz, el Ayuntamiento emprenderá procedimientos de este mismo tipo en la calle Betis, la calle Mateos Gago, el barrio de Santa Cruz, la Alameda de Hércules y la plaza de San Francisco.

Además de actuar contra la “desproporcionada ocupación de la vía pública”, el Ayuntamiento también prevé promover una nueva “ordenanza de paisaje urbano”, al objeto de combatir la “vulgarización y estandarización” de las calles, especialmente del casco histórico, como consecuencia de la proliferación de franquicias de multinacionales de la hostelería y del comercio cuyo diseño, estética y publicidad no implican ningún “valor añadido”. “En muchas de estas calles hay mucha cacharrería”, dijo Antonio Muñoz.

Reacción del PP y C’s

El Grupo municipal del PP ha demandado un “equilibrio” entre los derechos e intereses de los peatones y los empresarios hosteleros. La portavoz adjunta del Grupo Popular del Ayuntamiento, María del Mar Sánchez Estrella, ha manifestado que “debe existir un equilibrio entre el respeto a los vecinos y viandantes y la posibilidad de los hosteleros de colocar veladores”. Del mismo modo, Sánchez Estrella ha señalado que el alcalde, Juan Espadas (PSOE), “lo que tiene que hacer es cumplir la ordenanza de veladores, que fue aprobada con el consenso del sector hostelero”. “Antes de tomar medidas drásticas, se debe dialogar con los sectores implicados: hosteleros y vecinos, con el objetivo de no ocasionar ni perjuicios económicos ni causar molestias a vecinos y peatones”, opina la concejal del PP.

En este sentido, Sánchez Estrella ha asegurado que “los hosteleros nos han transmitido que no entienden por qué el Ayuntamiento concede unas licencias y después las invalida, y sobre todo cuando detrás de estas licencias hay muchos informes técnicos y jurídicos”. “El gobierno municipal debe velar por la seguridad jurídica de los empresarios y no dar y anular licencias aleatoriamente”, avisa.

La portavoz adjunta, así, ha destacado que “la actual ordenanza de veladores no ha funcionado por la mala gestión del Ayuntamiento, ya que se debe hacer una labor de inspección más eficaz y contundente para así hacer cumplir la norma, que fue consensuada con todos los sectores” y de la cual responden múltiples infracciones en materia de veladores.

Por su parte, Ciudadanos consideró “demasiado drástica” la medida adoptada y no se aborda el problema “fundamental”, que es garantizar que se cumpla la ordenanza de veladores “sancionando realmente y sin arbitrariedades a quienes no acaten las normas”. Su portavoz, Javier Millán, indicó que “los hosteleros no se pueden enterar por la prensa de las actuaciones del gobierno”, por lo que pide que “se dialogue con el sector para llegar al consenso, conjugando las soluciones con la seguridad jurídica y el empleo”.

Los hosteleros, indignados, auguran “cierres”

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Sevilla y Provincia, Pablo Arenas, ha anunciado que su organización estudiará impugnar incluso por vía judicial la reducción de veladores aprobada ya de modo definitivo por la Gerencia de Urbanismo

En declaraciones a Europa Press, Pablo Arenas ha enfatizado que los empresarios afectados y el conjunto de la Asociación de Empresarios de Hostelería está “completamente” en desacuerdo con esta medida aprobada ya de modo definitivo. Y es que la Gerencia de Urbanismo ha culminado los trámites para suprimir los veladores autorizados en la plaza de la Campana, reducir su número un 80 por ciento en la calle San Fernando y un 60 por ciento en la avenida de la Constitución. “Vamos a llegar hasta donde haya que llegar”, ha dicho Arenas.

Y es que según el presidente de la patronal de la hostelería, la Gerencia de Urbanismo ha esgrimido “criterios muy ambiguos” para reducir el número de veladores autorizados en los tres citados espacios, señalando aspectos como “quejas al Defensor del Pueblo” Andaluz cuando respecto a los tres citados espacios, “no hay ninguna queja” en dicha institución, según asegura.

Igualmente, avisa Pablo Arenas de que el “catálogo” de protección urbanística de la calle San Fernando concede “preferencia” a los peatones y los veladores. “A lo mejor hay que quitar el carril bici”, ha expuesto, avisando además de que en la calle San Fernando “no se va a liberar ni un centímetro”, sino que mediante la reordenación ya aprobada de modo definitivo “habrá menos veladores ocupando el mismo espacio, básicamente”.

“Están llevando al máximo la Ley de Accesibilidad Universal. Se trata de una mesa en un extremo y otra a los tres metros de distancia”, se ha quejado Pablo Arenas, opinando que el Gobierno local del PSOE pretende “eliminar la hostelería” de estos espacios. Porque según avisa, la reducción de veladores aprobada “va a reducir en un 40 o un 70 por ciento la facturación” de los negocios afectados. Augurando posibles “cierres” como consecuencia de la reducción de los ingresos, ha preguntado retóricamente si el Gobierno local pretende un casco histórico “desangelado y desértico”.