El Lopera de siempre

«Me ha costado muchísimo dinero, prefiero morir a perjudicar al Betis»

Ruiz de Lopera sólo accedió a responder a las preguntas de su abogada

«Me ha costado muchísimo dinero, prefiero morir a perjudicar al Betis»

El ex presidente del Betis Manuel Ruiz de Lopera aseguró ayer que le ha costado «muchísimo dinero» su gestión durante veinte años al frente del club, al que afirmó que ha avalado con 300 millones de euros; y subrayó que prefiere morirse a perjudicarlo porque es bético desde que nació.

Así se manifestó Lopera en respuesta a su abogada, Encarnación Molino, que fue a la única parte que contestó en el juicio que se sigue en la Audiencia de Sevilla por presunta apropiación indebida, delito por el que la Fiscalía le pide tres años de cárcel.

Después de que el juicio se reanudase ayer tras el fracaso del acuerdo entre los demandantes, Lopera explicó que nunca quiso ser presidente del Betis; y aseguró que varios ex presidentes le pidieron su presencia en la directiva, época en la que le regalaba televisores a los jugadores por ganar partidos.

Dijo que rechazó todas las propuestas hasta que se implicó en 1992 por el riesgo de que el equipo desapareciera si no se acogía al plan de saneamiento exigido. Con una deuda de 4.000 millones de pesetas y el campo vendido al ex presidente del Sevilla José María de Caldas, Lopera afirmó que compró todas las acciones del equipo «para salvarle la vida», y relató que fue vendiendo acciones pero no las quería nadie.

Lopera también aseguró que no pretendió nunca ganar dinero con el Betis ni ha ocultado ningún documento a la Policía ni al juzgado, y añadió que avaló personalmente los fichajes de Alfonso del Real Madrid, con mil millones de pesetas, o el de Denilson, con 33 millones de dólares. Esos eran buenos fichajes «y no los de ahora, con perdón», resaltó Lopera en el juicio, lo que provocó las carcajadas de las partes personadas y del público asistente.

Pese al inicio del juicio, las partes personadas en la causa siguen negociando un posible acuerdo. El empresario Luis Oliver (Bitton) se mantiene reticente mientras no obtenga un beneficio económico de 10 millones al contado.