Política

Andalucía, un Ejecutivo paritario con 52,6 años de media

Juanma Moreno anuncia sus once consejeros con Bendodo como hombre fuerte y «sin presiones» para su elección

Juanma Moreno, durante su primera comparecencia como presidente en el Palacio de San Telmo / Foto: Manuel Olmedo
Juanma Moreno, durante su primera comparecencia como presidente en el Palacio de San Telmo / Foto: Manuel Olmedo

Juanma Moreno anuncia sus once consejeros con Bendodo como hombre fuerte y «sin presiones» para su elección

El Gobierno del «cambio» tiene 52,6 años de media. El más veterano es el titular de Salud y Familias, Jesús Aguirre (64), y la benjamina, Marifrán Carazo (42), que llevará Fomento. El presidente Moreno (48) es el tercero más joven y su mano derecha, Elías Bendodo (45), es el segundo. El nuevo inquilino de San Telmo, que ha pedido expresamente que le sigan llamando Juanma Moreno, presentó el «Gobierno del cambio». El presidente de la Junta de Andalucía compareció por primera vez como presidente en la sede de la Presidencia a las
11:57 horas e hizo pública la composición de su Ejecutivo, que reduce de 13 a 11 el número de consejerías, seis en manos del PP y cinco de Cs, con una composición paritaria, seis hombres y cinco mujeres al frente de los departamentos y «sin cuotas territoriales». Moreno ha optado por personas de confianza, integrantes de su equipo y perfiles profesionales para Hacienda y Salud. El presidente aseguró que no ha sufrido ningún tipo de presión. «Casado me trasladó que el equipo tenía que ser el que estimara más oportuno y con el que me sintiera más cómodo», dijo. «Todo el mundo ha actuado con enorme delicadeza», señaló el jefe del Ejecutivo andaluz, que subrayó que «he pensado en el interés general de Andalucía». «No ha primado el interés de partido sino el general» para hacer un equipo «solvente». Del traspaso de poderes por parte de Susana Díaz, consideró que «es mejorable pero aceptable».

Juanma Moreno (Barcelona, 1970) anunció el nuevo Gobierno, el primero sin socialistas en más de 36 años, el llamado «gobierno del cambio» para «modificar aquellos aspectos que no han funcionado hasta ahora» y «con capacidad demostrada para defender los intereses públicos». Moreno habló de «un gobierno muy meditado». «Los mejores» para «unos momentos cruciales». «Es un equipo cargado de ilusión» para «cambiar a mejor». «Queremos no defraudar», indicó. Juanma Moreno definió el Gobierno como «compacto» con «base sólida» asentada «en un acuerdo de legislatura muy transparente». Elías Bendodo (Málaga, 1974), como se barruntaba, presidente de la Diputación de Málaga, corredor de fondo y de pulsómetro en la muñeca, será consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior. Bendodo, coordinador de las negociaciones, será el enlace con Cs y el hombre fuerte del Gobierno de Moreno. Entre sus logros, el Caminito del Rey. En su círculo de confianza Bendodo opta por perfiles ajenos al partido y críticos con su gestión.

Al frente de Hacienda, Industria y Energía estará Alberto García Valera (Madrid, 1971), que fue director de Tributos del Gobierno central y pertenece al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda. García Valera, madrileño aunque afincado en Sevilla, también ha formado parte de la consultora Ernst and Young.

En Salud y Familias: Jesús Aguirre (Córdoba, 1955), médico de atención primaria, senador, y que será el encargado de suprimir la subasta de medicamentos y mejorar la atención médica. Llevará Familias, una cartera incluida en el acuerdo con Vox.

En Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo (Almería, 1966), ex portavoz parlamentaria del PP y ex delegada del Gobierno. No se incluyó Medio Ambiente en el nombre «porque ya no cabía en las tarjetas», bromeó Moreno.

En Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio estará Marifrán Carazo (Valladolid, aunque considerada granadina, 1977), tendrá que hacer frente a infraestructuras como el AVE a Granada, el Metro de Sevilla o la conexión Algeciras-Bobadilla. La diputada del PP-A por Granada llega al cargo tras ejercer como portavoz del Grupo Popular en materia de educación desde el pasado año 2012.

Y en Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo (Sevilla, 1969), de la máxima confianza de Arenas y también de Moreno. La nueva consejera es una sevillana con amplia experiencia política tanto a nivel de partido como en instituciones como el Congreso de los Diputados y el Parlamento andaluz.

Las cinco carteras de Cs, ya estaban confirmadas, con Juan Marín (Sanlúcar, 1962) como vicepresidente y al cargo de regeneración democrática, turismo, justicia, políticas migratorias y violencia de género (con el profesor de la Universidad Loyola Andalucía Manuel Alejandro Cardenete como número dos).

Marín se hace con las carteras que servirán de «contrapeso» a los acuerdos del PP con Vox. De ahí, por ejemplo, el control de áreas como la dirección general de violencia de género. También coordina el traspaso de poderes con el socialista Manuel Jiménez Barrios.

El ex seleccionador de baloncesto Javier Imbroda (Melilla, 1961) al frente de Educación, Formación y Deportes. Imbroda es hermano del presidente popular de Melilla. Ha sido cabeza lista por el partido de Rivera en Málaga, aunque Cs lo califica como independiente. Es doctor en Investigación e Innovación Educativa por la Universidad de Málaga y máster en Alta Dirección de Empresas por el Instituto San Telmo.

Rocío Blanco (Córdoba, 1966), considerada una experta en levantar alfombras, estará en Empleo, Formación y Trabajo Autónomo. Entró en el Cuerpo de Inspectores de Trabajo en 1993, y en 1997 fue nombrada directora provincial del Instituto Social de la Marina en Málaga, cargo que ocupó durante 15 años. En 2012 recibió la llamada de la Tesorería General de la Seguridad Social para hacerse cargo de la dirección en la capital malagueña y gestionar, entre otros retos, el proceso de regularización de empleadas del hogar. Tres años más tarde se le entregó la Cruz al Mérito Policial por la labor realizada en la lucha contra el fraude.

Rocío Ruiz (Huelva, 52 años) pasa de dirigir un instituto a dirigir Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Ruiz se incorporó a la política en las pasadas elecciones andaluzas del 2 de diciembre, cuando concurrió como número uno en la candidatura del partido naranja por la provincia de la que es oriunda. Licenciada en Ciencias de la Educación, ha dirigido durante 14 años el Instituto de Educación Secundaria Pérez Mercader de Aljaraque, «donde ha obtenido el reconocimiento de la comunidad educativa y la sociedad civil», según destaca Cs. Previamente, Rocío Ruiz ejerció la docencia en varios centros andaluces, impartiendo clases de educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Finalmente, el independiente Rogelio Velasco (Sevilla, 1957) en Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, ocupa una de las carteras a las que el partido naranja da más importancia. Al parecer, no era la primera opción de Marín (¿Cardenete?) pero Velasco viene de la mano de Luis Garicano, el gurú económico de la formación. Es licenciado en Economía por la Universidad de Sevilla, doctor por la de Málaga y profesor en excedencia de la de Granada. Está avalado también por su trayectoria en el sector privado y es miembro del Observatorio Económico de Andalucía.