Contenido patrocinado

Consejos para maximizar la ganancia en la venta de una vivienda heredada

Los expertos insisten en la importancia de inscribir la vivienda heredada para no malvenderla

FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Cuando se recibe una vivienda en herencia se puede optar por, al menos, tres opciones: conservar la propiedad para habitarla, alquilarla o venderla para obtener liquidez o reinvertir el dinero en otro producto financiero. Sin embargo, cuando los herederos son muchos, conservarla o alquilarla puede resultar problemático. Por eso deciden venderla.

Existen determinadas situaciones propias de una herencia que llevan a los herederos a malvender el inmueble, por lo que la ganancia resulta más baja de lo esperado. Para evitar que esto suceda, los expertos del comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com aconsejan seguir estos tres consejos.

Ponerse de acuerdo entre los herederos

Es habitual que existan diferencias entre los copropietarios cuando llega el momento de decidirse por vender la vivienda. En este sentido, cabe mencionar que existen algunas alternativas para vender un piso si un heredero se opone. Una de ellas es la extinción de condominio, donde el propietario que no quiere vender se queda con el inmueble y compensa económicamente a los demás. Otra tiene que ver con que los herederos vendan su parte de la vivienda a un tercero, que generalmente es una empresa. Y la última implica un procedimiento judicial de división de la cosa común donde, en la mayoría de los casos, la venta termina llevándose a cabo por subasta pública y se reparte la ganancia. Estas alternativas, sin embargo, no son muy rentables para los herederos.

“Si un propietario decide vender su parte del inmueble a una empresa, obtendrá una ganancia entre un 35% y un 50% inferior a la que podría obtener si la propiedad se vende en condiciones de mercado”, explican los expertos. Algo similar ocurre con la división de la cosa común, puesto que si la venta termina en subasta pública, la ganancia será entre un 20% y un 30% más baja.

Por todo esto, desde HelpMyCash aconsejan llegar a un acuerdo entre los herederos al tomar la decisión de vender el inmueble. Añaden que, si no logran entenderse entre ellos, un agente inmobiliario u otro experto puede hacer de mediador para conciliar los intereses y lograr que la casa se venda en condiciones de mercado, que será al final la alternativa más rentable para todos.

No perder de vista los impuestos

La herencia de una vivienda tributa tanto para la plusvalía municipal como para el impuesto de sucesiones y donaciones. La venta, por su parte, implica el pago del IRPF y de la plusvalía. Sí, la plusvalía municipal se paga dos veces en estos casos. La suma de todos estos impuestos puede resultar en una cuantía importante de dinero, por eso conviene tenerlos en cuenta desde el principio para asegurarse de que la venta dé ganancias y no pérdidas.

“Para que los vendedores puedan anticiparse a estos gastos, desde HelpMyCash hemos desarrollado una calculadora de plusvalía municipal. Los propietarios también pueden encontrar en nuestra web una guía para calcular el IRPF. Incluso pueden ponerse en contacto con algunas inmobiliarias seleccionadas y obtener así asesoramiento y ayuda en la venta de la vivienda heredada”, añaden. Con todas estas herramientas, los expertos pretenden mejorar la experiencia de quienes venden su piso heredado y maximizar su rentabilidad.

Inscribir la vivienda en el Registro

Otro consejo de HelpMyCash para no malvender la vivienda heredada está relacionado con la inscripción de la propiedad en el Registro. Y es que, tras recibir la vivienda en legado, los herederos tienen que cambiar su titularidad en el Registro de la Propiedad para figurar como nuevos propietarios. Además, en algunos casos excepcionales, los herederos se encuentran con que la vivienda nunca había sido registrada. Y aunque la inscripción en el Registro no es obligatoria, los expertos recomiendan, en ambos casos, inscribir la vivienda antes de venderla.

“Vender una casa heredada que no está registrada es muy difícil, porque el comprador no puede verificar el estado de la vivienda en cuanto a titularidad y deudas, entre otras cosas”, explican desde HelpMyCash. Además, los bancos no suelen conceder hipotecas para inmuebles que se encuentran en estas condiciones. Por tanto, si aparece un comprador, los propietarios tendrán que rebajar el precio para compensar estos riesgos y dificultades. Por eso los expertos insisten en la importancia de inscribir la vivienda heredada para no malvenderla.

Un proyecto de LR Content