En colaboración con

Santander Green Investment: hacia una economía baja en emisiones

El cambio climático es, según los expertos, el mayor reto al que nos enfrentamos en este nuevo milenio. Es necesario que todos los agentes sociales se involucren en esta carrera que tenemos contra las consecuencias del calentamiento global. Por ello nace Santander Green Investment, una iniciativa de Banco Santander para invertir en proyectos de energías renovables

Es esencial que pongamos el cuidado del planeta en nuestra lista de objetivos más urgentes.
Es esencial que pongamos el cuidado del planeta en nuestra lista de objetivos más urgentes. FOTO: Unsplash La Razón

Uno de los últimos estudios científicos apunta a una conclusión clara: la amenaza del cambio climático es tal que pronto, tanto el planeta como la humanidad no serán capaces de soportar sus efectos a menos que le pongamos freno. Así lo sentencia el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), formado por expertos de las Naciones Unidas, que ha hecho saltar la alarma, una vez más, sobre el panorama medioambiental al que nos dirigimos.

Un panorama que ya muestra sus primeras situaciones verdaderamente increíbles. Ejemplo de esto serían las altas temperaturas que se han dado el pasado mes de marzo en las regiones polares. Se trata de una marca sin precedentes, en la que tanto el Ártico como la Antártica están viviendo subidas del mercurio de hasta 40º por encima de la media de esta época. Sobre esta anómala situación, que se mantuvo durante unos días, los expertos son claros: la organización World Weather Attribution considera que sería “virtualmente imposible” sin el cambio climático generado por el ser humano.

Por estos motivos, es esencial que pongamos el cuidado del planeta en nuestra lista de objetivos más urgentes. Las empresas, responsables en mucha carga de las emisiones de efecto invernadero que se realizan cada año, deben situar el desarrollo sostenible en el epicentro de sus estrategias o, de lo contrario, no tendrán un planeta en el que desarrollar su actividad el día de mañana.

En esta senda, una de las señas de identidad de Banco Santander es la sostenibilidad. Durante varios años, la entidad figura siempre entre los bancos más sostenibles del mundo según los principales índices en la materia y hoy son líderes en financiación de energías renovables.

Invirtiendo en el mañana

El momento es ahora: las compañías, instituciones y autoridades del mundo deben sumar esfuerzos para frenar el cambio climático y poner rumbo a la descarbonización. Para ello, la independencia de los combustibles fósiles y la apuesta por modelos energéticos sostenibles resulta fundamental en la inversión del mundo del mañana.

Recientemente, la entidad ha creado Santander Green Investment, una plataforma para adquirir e invertir en proyectos de energías renovables que se encuentren en fase de desarrollo. Esta iniciativa ya cuenta con 9 proyectos de tecnología solar fotovoltaica y eólica en nuestro país, que suman una potencia total de 500MW aproximadamente.

Gracias a un modelo de gobierno autónomo y a su Comité de Inversión, Santander Green Investment posee la agilidad necesaria que requiere el mercado actual, con todas las garantías financieras, y para la asociación con promotores con contrastada experiencia en el campo de las renovables.

Se trata de un paso más en el compromiso del banco por construir un mundo mejor, liderando la transición hacia una economía neutra en carbono.

Banco Santander reafirma una vez más su compromiso medioambiental.
Banco Santander reafirma una vez más su compromiso medioambiental. FOTO: Unsplash La Razón

Marcando el camino hacia una economía de bajas emisiones

Además de la plataforma, Santander sigue apostando por la financiación verde, con más de 32.000 millones de euros movilizados solo en 2021. Si atendemos a los últimos 3 años, esta cifra asciende a los 65.700 millones, y el objetivo de la entidad es alcanzar los 120.000 millones en 2025. Estos proyectos en materia de energía renovable tienen una capacidad de generación de energía equivalente al consumo anual de 9,2 millones de hogares.

A través de la financiación verde, Banco Santander apuesta por el apoyo de proyectos con préstamos sindicados, bonos verdes, financiaciones de capital, asesoramiento, estructuración y otros productos, para ayudar a los clientes en su camino hacia una economía de bajas emisiones.

Además, la entidad es miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance (NZBA), cuyo principal objetivo es alcanzar las cero emisiones netas de CO2 en 2050. Esta alianza empezó por definir los primeros objetivos de descarbonización en las carteras de carbón térmico y generación de energía eléctrica, como, por ejemplo, dejar de prestar servicios financieros a clientes con más de un 10% de ingresos dependientes del carbón. Hoy, a estos clientes, Banco Santander les ofrece su conocimiento para analizar y evaluar sus planes de transición.

Para los sectores más intensivos en carbono identificados en la evaluación de materialidad -como lo son la generación de energía eléctrica, el petróleo y el gas, la minería y los metales, y el transporte-, la entidad ha estado midiendo las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) de las actividades de sus clientes y su propia participación en las emisiones, según las pautas de Partnership for Carbon Accounting Financials (PCAF), estándar mundial de referencia para el sector financiero. Al representar los sectores más comúnmente asociados a una mayor cantidad de emisiones, resultan, a su vez, una oportunidad única para conseguir reducir las emisiones y ayudar a cumplir sus objetivos.

Antes del mes de septiembre, Banco Santander anunciará nuevos objetivos de descarbonización para los sectores del petróleo y el gas, la minería y los metales y la aviación de su cartera de transporte. En 2024, lo hará con el sector inmobiliario, el del automóvil, el cemento, la agricultura y algunos subsectores. Así, Banco Santander reafirma una vez más su compromiso medioambiental, mostrándose como el partner perfecto para sus clientes en la transición hacia una economía más verde.

Un proyecto de LR Content para