Polémica porque el alcalde de Pinto se fue a Cádiz en plena emergencia sanitaria

El PP tacha de “irresponsable” que no suspendiera su baja por paternidad mientras que el primer edil asegura que “me vine en el primer ave disponible”

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Pinto ha calificado de “irresponsable” la actitud del alcalde, Diego Ortiz González (PSOE), que no se incorpora hasta mañana oficialmente a su puesto como primer edil tras una baja paternal. “Con la crisis que estamos padeciendo no es de recibo que no anulara su baja y se pusiera al frente del Ayuntamiento ante una situación excepcional como la que atravesamos, al margen de su situación personal. La Comunidad de Madrid decretó la suspensión de las clases y recomendó el confinamiento en casa y él estaba en Cádiz y eso que el 11 de marzo Pinto registró ya el primer muerto por coronavirus”, ha criticado el portavoz del Grupo Popular, Salomón Aguado.

Según cuentan fuentes municipales, el alcalde se marchó el 20 de enero a Colombia para concluir el trámite de una adopción internacional y recoger a su hijo. Allí permaneció un mes. Regresó a la localidad madrileña para carnavales (22-23 de febrero) y se marchó a Cádiz, donde se encontraba cuando saltó la alerta sanitaria en la Comunidad de Madrid. El teniente de alcalde, Federico Sánchez Pérez, es el que ha estado al frente del Ayuntamiento todo este tiempo y ahora está de baja por coronavirus, al igual que otros funcionarios que han venido trabajando con él, que padecen los síntomas de la infección.

El alcalde de la localidad, sin embargo, ha asegurado a LA RAZÓN que “en el mismo momento en que se empezaron a adoptar medidas para luchar contra el coronavirus volví a Pinto en el primer AVE que hubo disponible. No pude regresar antes por la dificultad para encontrar un billete. De hecho, vine directamente desde la estación de AVE sin pasar por mi casa”. Además ha asegurado que “mi compromiso con Pinto y mis vecinos y vecinas me ha llevado a incorporarme de mi puesto de trabajo aún estando de baja forzosa por paternidad”. Y no sólo eso, asegura que “tal es mi grado de implicación con la crisis ocasionada por este patógeno que, sin tener obligación alguna, informo todos los días a los portavoces de los grupos municipales por videoconferencia de las medidas adoptadas por la Mesa Permanente Municipal. Por último asegura no entender “esta falta grave de lealtad que no atiende más que a un fin oportunista, mezquino y torticero”.