Más de cien metros de distancia entre salas de juego y colegios

Antes de fin de año estará aprobada la norma de planificación del sector del juego. La nueva Ciudad de la Justicia empezará a levantarse antes del final de la legislatura

La Consejería de Justicia, Interior y Víctimas trabaja ya en un decreto de planificación del sector del juego de tal manera que prevé que, en unos meses, antes de que concluya el año, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene previsto aprobar las normas de planificación de crecimiento del sector. Y entre ellas figura la ampliación en más de cien metros la distancia entre las salas de juego y los colegios, una reivindicación de las asociaciones de padres de alumnos y de los partidos políticos. De hecho, la Asamblea de Madrid ya aprobó por unanimidad una proposición no de ley a instancias del PSOE en la que se pedía una distancia mínima de 500 metros entre colegios e institutos. Y esta podría ser precisamente la distancia que se tome como referencia, aunque el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha asegurado en una entrevista a LA RAZÓN, que «aún no hay una distancia fijada, pero se va a aumentar con toda seguridad y se hará antes de fin de año» .

No obstante, López es de la idea de que «las distancias no garantizan nada. Hoy, un menor o un joven que quiera jugar, que una sala esté a cien metros, doscientos o quinientos no le disuade. Lo importante es un plan de inspección muy severo que determina y asegura que en los centros de juego no entre ningún menor ni autoexcluido. Es un elemento que protege más la salud pública que las distancias, que también las vamos a fijar de manera racional». En su opinión, «el decreto tiene que contener normas de planificación que hagan compatible el mantenimiento de una actividad legal en España con el cuidado de la salud», añadió.

No obstante, la Comunidad de Madrid va a estudiar previamente el impacto que ha podido tener la pandemia en el sector del juego.

Al margen de este decreto, López ha asegurado que ya se han iniciado los trámites para aprobar la reforma de la Ley del Juego que tendrá que recibir el visto bueno de la Asamblea de Madrid en unos meses. En este proyecto de ley «regulamos la publicidad restringiéndola y sometiéndola a unos criterios de publicidad responsable y aumentamos la grevedad de las sanciones por permitir la entrada de menores y autoexcluidos a los centros de juego. Será una falta muy grave con sanciones de hasta 600.000 euros».

Activación judicial

Por otra parte, López ha reclamado un plan ambicioso de activación de la justicia, después de la crisis sanitaria, pero «esto sólo se puede realizar mendiante planes de actuación que generen incentivos a jueces y letrados para que hagan un esfuerzo retribuido». El consejero de Justicia asegura que este plan es responsabilidad del Ministerio de Justicia y del CGPJ, con lo que «Madrid sólo sumará recursos económicos si hay un plan de objetivos claro porque hablamos de tres meses en los que la Justicia ha estado parada y hay miles de casos acumulados».

Ciudad de la Justicia

Mientras, la Consejería hace planes sobre lo que será la ciudad de la Justicia. «Estamos en plena definición del modelo y, a partir de ahí, vamos a iniciar todo el proceso administrativo porque aspiro a que, en esta legislatura, podemos tener aprobado el proyecto e iniciado por la envergadura que tiene.

López asegura que la Comunidad de Madrid no tiene previsto retirar el recurso que presentó contra el Gobierno central por no permitir su paso a la fase uno pese a encontrarnos en la fase de nueva normalidad. «No veo motivos para desistir porque determinaría si el Gobierno actuó conforme a la legalidad o no. La falta de trasparencia define el proceso de descalada que ha hecho el Gobierno, no sabemos los criterios que permitieron a unas comunidades pasar de fase y a otras no».