Los 25.000 pisos del confinamiento imposible del sur de Madrid en los que viven seis o más personas

Hasta el 10% de los hogares de algunos de los barrios afectados por las limitaciones aprobadas por Ayuso acogen a seis o más personas

Quedan 24 horas para que entren en vigor las limitaciones que el Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el viernes para contener la expansión del virus en 37 áreas de la capital y de otros municipios de la región. Se trata de las zonas básicas de salud con peores datos epidemiológicos, al superar la barrera de los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Sus vecinos no podrán salir del perímetro de sus barrios en las próximas dos semanas, excepto si lo hacen por una de las excepciones contempladas en la orden aprobada por el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso: acudir al trabajo o a los centros sanitarios o educativos por otra razón de fuerza mayor debidamente justificada.

Todos los análisis coinciden en señalar que la rápida transmisión comunitaria en esos barrios tiene que ver con su mayor densidad de población. Y es que sólo entre Villaverde, Puente de Vallecas, Carabanchel y Usera –cuatro de los seis distritos afectados por este nuevo confinamiento– reúnen a una cuarta parte de la población de la capital. Mayor densidad de población que tiene su traducción también en la composición de los hogares de estos barrios, con una media superior en lo que concierne al número de personas que viven en cada piso. De hecho, en los seis distritos afectados por las medidas existen un total de 110.919 hogares en los que viven cuatro o más personas y hasta 25.512 pisos en los que los residentes habituales son seis o más, según los datos estadísticos del Ayuntamiento. Unas circunstancias que dificultan enormemente las opciones de realizar un confinamiento prolongado y efectivo y que, además, hacen prácticamente inviable el aislamiento total de una persona contagiada en el interior de esa vivienda sin tener contacto con sus convivientes. Y eso ayuda también a multiplicar los contagios.

El 5,8% de los hogares

En el conjunto de la ciudad los hogares censados con cuatro personas o más representan el 23% del total y aquellos que tienen 6 o más empadronados suman el 4,2%. En los distritos más golpeados por el virus y afectados por las limitaciones a la movilidad, esos porcentajes se elevan considerablemente. Por ejemplo, en Puente de Vallecas: allí los hogares con más de cuatro convivientes representan el 26% (23.330 pisos) y aquellos con más de seis personas en su interior son 5.247, esto es, el 5,8%.

La situación es todavía más ilustrativa en Villaverde. En casi una de cada tres casas viven más de cuatro personas. Ocurre en 16.266, el 29,8%, lo que supone un incremento de seis puntos sobre la media de la capital. Además, en Villaverde hay un 10% de hogares con seis o más empadronados (5.443 pisos), el doble que en el conjunto todos los barrios.

Usera también está muy por encima de la media: un 29% del total tiene más de cuatro convivientes (14.833) y hasta el 7,5% (3.785) tienen seis o más.

El resto de distritos afectados presentan cifras similares. En Carabanchel, el porcentaje de las viviendas con más de cuatro residentes es del 26% (25.432 pisos) y el de aquellos hogares con más de seis representa el 6%. En Villa de Vallecas, son 11.387 hogares los que tienen más de cuatro personas (el 26,2%), aunque se da la circunstancia de que este distrito está por debajo de la media en el porcentaje de pisos con seis empadronados o másel 3,7% (un total de 1.641). Ciudad Lineal, el único con limitaciones desde el lunes que no se encuentra en el sur de la ciudad, también está por debajo de la media: un 22,4% de hogares con cuatro personas o más, y apenas un 4,2% de pisos con seis o más empadronados.

Pero si hablamos de hacinamiento y de alta densidad de población dentro una vivienda, llama la atención otro dato. En los seis distritos existen 2.144 hogares en los que residen habitualmente diez o más personas. Carabanchel es el distrito con más viviendas con esta composición (519), seguido de Puente de Vallecas (484), Usera (377), Villaverde (321), Ciudad Lineal (315) y Villa de Vallecas (128). Los seis distritos suman 205 hogares en los que viven 15 o más personas.

Las zonas básicas de salud tendrán que seguir las medidas aprobadas por el Gobierno de la región y que fueron ayer publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. En esa orden se delimitan las excepciones a la prohibición de salir de la zona básica de salud: los desplazamientos para realizar actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; exámenes o pruebas oficiales inaplazables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o por cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente justificada y acreditada.

Lo que sí se permite es circular por las calles que atraviesan estas zonas pero siempre el origen y el destino sea fuera del mismo. Asimismo, se permite la circulación de personas residentes dentro de los ámbitos territoriales afectados aunque «se desaconsejan los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles»,