"¿Si vivo en Madrid puedo ir a Parla con las nuevas restricciones?

Un viajero procedente de Berlín podrá venir a la capital, pese a estar confinada, pero uno de Parla no podrá ir a Madrid

La nuevas restricciones impuestas por el Ministerio de Sanidad para las ciudades con más de 100.000 habitantes con alta incidencia en Covid restringen la entrada y salida de personas en Madrid capital y Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz. Esto significa que no podrá salir de los límites de su municipio, aunque sí deambular libremente dentro de él.

Así, por ejemplo, una persona que resida en Madrid capital, por ejemplo, no podrá ir a visitar a su familia en Parla, ni a sus amigos en Alcorcón, ni marcharse a cualquier otro punto de España a disfrutar del puente del Doce de Octubre.

Si reside en uno de los municipios confinados, solamente podrá trasladarse a Madrid capital o a otro que no esté confinado, para asistir a una cita con el médico, para cumplir con sus obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales, para asistir a la universidad o algún centro educativo.

También podrá moverse sin limitaciones si se encontraba fuera de Madrid de vacaciones y ahora regresa a su vivienda habitual, o si tiene que desplazarse para cuidar o prestar asistencia a una persona mayor, un menor, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables. Del mismo modo tendrá carta blanca para circular si se tiene que desplazar a entidades financieras y de seguros para hacer alguna gestión que no pueda aplazarse o bien si tiene que acudir a un juzgado o un notario, si tiene que renovar el carné de conducir, si tiene que hacer un examen o presentarse a una oposición. No obstante, la norma deja abierta otras posibilidades que no están contempladas y que se resumen en situaciones “por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada”.

La circulación por carreteras y viales que atraviesen los municipios estará permitida, así como la circulación de los propios residentes del municipio, siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo, pero sólo para resolver las cuestiones excepcionales citadas anteriormente.

Del mismo modo, los viajeros, sean turistas o no, pueden transitar y llegar por transportes. Y si su destino es uno de los municipios con restricciones, se les aplica los mismos criterios y limitaciones que al resto de residentes. Así, se da la paradoja en la orden ministerial de que un viajero procedente de Berlín podrá venir a Madrid capital, pese a estar confinada, pero uno de Parla no podrá ir a Madrid, según señalaba la propia presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en un tuit. Todas estas medidas tendrán un período inicial de vigencia de 14 días.