Arganda del Rey pide su cierre total y Alcalá de Henares, abandonar las restricciones

La ciudad complutense está fuera del Estado de Alarma pero con duros límites de aforos y horarios. Arganda reclama unificar sus dos zonas de salud

Fue uno de los diez municipios sobre los que se aplicaron las restricciones por zonas básicas de salud propuestas desde mediados de septiembre por el Gobierno regional, pero, tras mejorar de forma clara su situación epidemiológica, Alcalá de Henares salió este sábado del listado de localidades confinadas, coincidiendo con la declaración de Estado de Alarma en Madrid. Sin embargo, según ha anunciado la Consejería de Justicia, a excepción de lo relativo a salidas y entradas, la Comunidad mantiene el resto de restricciones en Alcalá de Henares, es decir, las limitaciones horarias y de aforos en comercios, hostelería y lugares de culto.

Ante el desconcierto de los vecinos y comerciantes del municipio, el alcalde, Javier Rodríguez, ha remitido cartas a la presidenta Isabel Díaz Ayuso, y a los consejeros de Justicia y Sanidad, poniendo de manifiesto la «incongruencia» que esto supone, pues Alcalá de Henares tiene unos niveles de contagio que le excluyen del confinamiento, y pidiendo aclaraciones al respecto. Desde la Consejería señalaron ayer que no pueden modificar la orden ministerial, pero que «plantearán al Ministerio la situación del municipio de Alcalá de Henares».

Mientras tanto, el alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, pidió a la Consejería de Sanidad que realice un «confinamiento perimetral completo en todo el municipio», en lugar de solo en una zona sanitaria, como se va a poner en marcha este lunes, al considerar que la tasa de contagios es similar en toda la localidad. En Arganda del Rey hay dos zonas sanitarias (Arganda del Rey y Arganda Camino del Molino) y, según el primer edil, la diferencia de contagios entre ambas «es muy escasa» (en la zona con restricciones es de 938 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que en la no confinada es de 713); a lo que se suma que ha ido fluctuando los últimos días. «La variabilidad de los datos no aconseja una diferencia en los criterios de confinamiento», asevera Hita, quien insiste en que «es preferible, por muchos motivos, que el confinamiento sea de toda la ciudad». El alcalde lanzó un mensaje «de ánimo, tranquilidad y esperanza» a los vecinos.