Ayuso pide a Sánchez que anule el estado de alarma tras reducir los contagios un 50% en tres semanas

Solo cinco de los 21 distritos están por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, han comparecido esta tarde en la Real Casa de Correos. El motivo, una declaración sobre la situación actual y la evolución del Covid-19, tanto a nivel autonómico como municipal. Junto a ellos, se encontraba también el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

La presidenta pidió al Gobierno “que anule el estado de alerta”, debido a que las cifras de contagios siguen bajando, contando además con el aval de la OMS. Ayuso adujo a la “España próspera y pacífica, con una voluntad comúne en el entendimiento y respeto a la ley", y que tiene su origen en la “Constitución de 1978: unas normas ponderadas, claras y de obligado cumplimiento”. De no continuar esta senda, se seguirá un "camino a al anarquía y vuelta a caminos totalitarios.

“Se ha dado una sucesión de ataques a los derechos individuales y así lo han entendido los tribunales. Diálogo es aceptar los fallos de los tribunales tanto si son favorables como si no lo son”, afirmó la presidenta regional. “He escuchado a 46 alcaldes de la región y hemos enviado seis cartas al presidente Sánchez hasta lograr sentarnos en una mesa. El Ejecutivo ha utilizado esa reunión para imponer y no para colaborar, para crear un caos normativo donde antes no lo había”. En esa línea, añadió que tampoco es diálogo “utilizar al Delegado del Gobierno en Madrid para derribar el Gobierno autonómico”.

Además, se han enterado por los medios de comunicación el cambio de criterios del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el que se baja el umbral de 500 casos por cada 100.000 habitantes. “Buscan destruir a la Comunidad por ser una sociedad solidaria y respetuosa con España. Madrid es la España dinámica, que ha hecho de la libertad su brújula política. La libertad es el bien más preciado que tenemos y la vamos a reivindicar”. De ahí que “en Madrid no vamos a resignarnos. Por eso, si los expertos nos siguen informando con datos positivos, seguiremos pidiendo que decaiga el estado de alarma”. De lo contrario, se "aniquilará la autonomía y se frenará el desarrollo económico y social de la región”, dijo, aludiendo a que hoy se celebraba el Día de la Hostelería. “Los médicos nos dicen que estamos ganando la batalla al virus. Cada vez hay más expertos y científicos que abogan por estrategias como las que hemos adoptado en Madrid”.

“Desde que me senté con Sánchez, no se ha cumplido ninguno de los compromisos adoptados. Si sumamos fuerzas, podremos lograrlo. Una vez más, ofrezco al Gobierno diálogo y lealtad institucional".

Por su parte, Martínez-Almeida: “No se dan los requisitos, y concretamente el de la incidencia de más de 500 afectados por cada 100.000 habitantes. Mañana, será de 400 personas en la capital. Es preocupante, sí, Justifica el estado de alarma, no”. De hecho

“En las tres últimas semanas, los contagios se han reducido en un 50%. Se ha vuelto a la semana del 24 al 30 de agosto. Y nadie entonces pedía un estado de alarma”, añadió el regidor. De hecho, 16 de los 21 distritos están por debajo de la incidencia de 500 por cada 100.000 habitantes. “No merecemos ser rehenes de batallas políticas”, resumió Martínez-Almeida, que pidió al Gobierno la ampliación del horario de apertura de la restauración hasta las 00:00 horas.

Alcalá, Alcobendas, Leganés, Móstoles y Torrejón, además de Madrid capital, son los cinco municipios que están por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, según señaló Enrique Ruiz Escudero.