El hospital de pandemias de Madrid aliviará las listas de espera

Tratará Covid, gripes y se harán pruebas de detección de cáncer de mama y colon

Obras del Hospital de Emergencias de Madrid Isabel Zendal, en Valdebebas
Obras del Hospital de Emergencias de Madrid Isabel Zendal, en ValdebebasCristina Bejarano La Razón

Isabel Zendal, el primer y único gran hospital especializado en pandemias de toda España, está a punto de concluir sus obras. De hecho, se ha levantado en apenas unos meses y la obra de ejecución está ya al 82%. Sus instalaciones no servirán únicamente para tratar a enfermos afectados por Covid-19 o cualquier otra pandemia que pueda llegar en el futuro, sino que será un hospital multifuncional, según avanzó ayer el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante el desayuno informativo de Europa Press. De hecho, «hemos planteado adecuar su uso a las necesidades asistenciales del momento y a la situación epidemiológica que vivamos», dijo. Tanto es así que este nuevo servicio asistencial servirá para descongestionar listas de espera de otros hospitales para la realización de pruebas de detección de cánceres, como el de mama o colon, atenderá casos de gripe, o incluso acogerá programas formativos. Aunque lo de aligerar las listas de espera se prevé que sea una función que realice un poco más adelante. «Los madrileños contamos con un nuevo dispositivo asistencial. Debemos estar orgullosos, crece la capacidad asistencial y diagnóstica de la Comunidad de Madrid, estamos más preparados», dijo Ruiz Escudero.

Ahora, el plan de recursos humanos prevé la activación de equipos multidisciplinares provenientes de otros hospitales, de manera que se seguirá el modelo Ifema. La idea es que este hospital esté plenamente operativo en noviembre, y será atendido en principio por profesionales con plaza en otros centros sanitarios existentes de la Comunidad de Madrid que se presenten voluntarios.

La previsión es que aporte cerca de un millar de camas para atender a pacientes que podrían sumarse a las 1.300 que puede habilitar también el hospital de campaña de Ifema. Reabrir estas instalaciones del recinto ferial se valoró recientemente, pero la idea ha quedado descartada por ahora. El director de Ifema ha manifestado recientemente en un encuentro con los medios de comunicación que la Comunidad de Madrid no ha hecho ninguna petición de reapertura. No obstante, la actividad de Ifema no está previsto que se reanude hasta el segundo trimestre del año con lo que, si la pandemia fuera a peor, cabría la posibilidad de reactivar su uso hospitalario en apenas 24 horas.

Isabel Zendal seguirá el modelo empleado en Ifema durante la primera oleada de la pandemia y aliviará la presión hospitalaria si se produjera una tercera oleada de casos, como algunos expertos prevén.

El nuevo hospital de pandemias, en el que se trabaja ininterrumpidamente en turnos de mañana, tarde y noche para que esté en marcha lo antes posible se está levantando en el Parque de Valdebebas y cuenta con una inversión inicial de 51,7 millones de euros.

Su construcción está basada en grandes pabellones versátiles y polivalentes con el fin de adaptarse progresivamente a las necesidades asistenciales que vayan surgiendo a medida que evolucione la infección.

La idea inicial es que sólo será para enfermos de la Comunidad de Madrid, aunque no se descarta que pueda servir también de alivio a pacientes procedentes de otros territorios en función de la incidencia que presenten los contagios a lo largo del otoño y durante los meses de invierno, como ya pasó también con Ifema, que se ofreció también para atender las necesidades de otras comunidades limítrofes.

Para cumplir con el calendario de activación, las obras se van ejecutando al mismo tiempo que los arquitectos redactan el proyecto en un modelo que se denomina «fast-track».

El hospital recibe el nombre Isabel Zendal en recuerdo a la enfermera que acompañó a la «Expedición Balmis» a los territorios de ultramar, donde se puso en marcha la primera misión humanitaria de la historia. Y se hace precisamente como homenaje también a la enfermería, por su papel desempeñado en el Hospital de Ifema. Madrid sería así la primera capital del mundo en tener un hospital y un aeropuerto muy próximos.