Un error del Ejecutivo pone en peligro a 37 trabajadores municipales en Móstoles

El Gobierno formado por PSOE y Podemos no ha renovado el contrato que sostiene la actividad de los centros de mayores en el municipio. Los afectados y el resto de grupos del Ayuntamiento exigen una solución

Alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.
Alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.Luis DíazLa Razón

«Es cierto: ha habido un error; lo asumimos como tal y no se puede consentir que vuelva a pasar». Así de clara empezaba su intervención en el Pleno de ayer la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, reconociendo su responsabilidad después de que la portavoz del Partido Popular, Mirina Cortés, presentara una moción de urgencia en relación al futuro inmediato de los centros de mayores de la ciudad. Poco antes, en las calles, las 37 personas que trabajan en estas instalaciones, con el apoyo de sus familiares y de los más de 1.200 vecinos y vecinas que acuden diariamente a los centros para beneficiarse de sus servicios, protestaban en la plaza del Ayuntamiento ante el peligro de quedarse sin empleo en 2021.

«Exigimos una solución para evitar estos despidos y averiguar si esta situación es fruto de una decisión política que tendrían que explicar o si es una negligencia en la gestión que, desde luego, sería imperdonable que tuvieran que pagar las familias afectadas», anunció la portavoz popular al inicio del Pleno. Todos los grupos han mostrado su preocupación ante la situación, también desde el propio Gobierno municipal que, no obstante, votó en contra de la urgencia de este debate: «Presentar una moción a futuribles cuando algo está en plena gestión nos parece cuanto menos osado», argumentó el socialista Alejandro Martín. Y es que, según aseguró la alcaldesa Noelia Posse, los técnicos municipales están trabajando para solventar este problema desde hace dos semanas pues, en sus palabras, el de Móstoles «no es un Gobierno que opte por ningún despido».

Sin embargo, la oposición, como las personas que dependen laboral o a nivel usuario de los centros de mayores de Móstoles, se mantiene alerta tras un Pleno durante el que no consiguieron la contundencia que esperaban por parte del Ejecutivo: «A día de hoy yo no puedo asegurar que esos trabajadores se vayan a quedar dentro o fuera del Ayuntamiento porque sería mentir», respondía la alcaldesa a la pregunta de Mirina Cortés sobre si podía o no garantizar la continuidad de estos cerca de 40 empleados municipales con la entrada del nuevo año.

«Lo que ha pasado es sumamente grave porque el Gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos olvidó en el mes de abril realizar la renovación del contrato del que depende que se lleven a cabo las actividades de los centros de mayores; hicieron una prórroga forzosa habilitada por el estado de alarma, pero no así los trámites para la licitación del pliego, que es largo por la sustancia económica que tiene», declara a este periódico Gabriel Ortega, portavoz de la marca Más Madrid en Móstoles advirtiendo de que, dada la complejidad de un proceso que podría conllevar entre seis y nueve meses de tramitación, sea cual sea la solución, por lo pronto, «se está condenando a la ciudad a tener paralizados los centros de mayores».

La moción ha sido aprobada por unanimidad, pero las personas que al término del Pleno seguían protestando a pie de calle no obtuvieron mayor respuesta que la insistencia del Ejecutivo de que «están trabajando en ello».