La escisión de Más Madrid se va porque “no vamos a dejarnos imponer las reglas de ningún partido”

Cuatro concejales denuncian la situación que vive el partido desde mayo de 2020

Thumbnail

Recuperar la esencia de aquel Ayuntamiento que, con Manuela Carmena al frente, “gobernó para todos los ciudadanos y ciudadanas”. El nombre de la ex alcaldesa ha sonado durante varias veces en la presentación esta mañana de Recupera Madrid, la escisión de Más Madrid, y cuyas cabezas visibles son, por el momento, Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas.

“Nos separamos de Más Madrid. Con Manuela Carmena gobernábamos para todos los ciudadanos y ciudadanas. No era un partido al uso. No queremos formar parte del nuevo partido constituido en el grupo municipal. Queremos estar alejados de esas estructuras de partido que tratan de mantener y sostener ese partido. Nosotros trabajamos para la ciudadanía de Madrid”, aseguró esta mañana Marta Higueras. “No nos vamos a dejar de imponer las reglas y normativas de ningún partido. Respetamos a esos compañeros, pero no vamos a integrarnos en el nuevo partido Más Madrid”, añadió. Y es que su “aspiración es tener una amplia plataforma en la que las fuerzas progresistas tengan ese espacio sin ninguna exclusión. Es la única manera de recuperar Madrid”.

Por su parte, Felipe Llamas afirmó que “estamos aquí porque reclamamos nuestro derecho y autonomía política para hacer oposición. En Más Madrid hay una deriva hacia los intereses del partido político, más que una oposición en el Ayuntamiento”. En su opinión la “derecha y la extrema derecha nos han llevado a una involución de políticas sociales, participativas, medioambientales... en la ciudad de Madrid. La única vía para recuperar Madrid es esa unión de las fuerzas progresistas para parar esta deriva de la derecha y la extrema derecha”.

Luis Cueto señaló una fecha, mayo de 2020, como momento clave en el que se fraguó Recupera Madrid. “Fue entonces cuando Rita Maestre, portavoz municipal, “lanzó el proceso de creación de otra estructura política. Se creó una situación incómoda cuando hicimos público que en eso no nos queríamos integrar”.

“En ese proceso del 2 de mayo se reformaban los estatutos sin reformarlos de verdad. Por un lado existía Más Madrid, con Pablo Gómez Perpinyá al frente, con cinco cargos, y que suponía un partido oficial. En mayo se crearon otras estructuras distintas del partido que, para más confusión, se denominaba también Más Madrid, con Rita Maestre, Nacho Murgui, y otros cargos de la Comunidad Autónoma. Fue un doble salto que no nos gusta nada. No era esa estructura que nació con Carmena de dar la bienvenida cualquier persona milite donde milite. No se hizo como debía hacerse, con una asamblea, votando unos estatutos... Y preguntamos si aquello fue una vulneración”.

Cueto explicó que “llegamos a un acuerdo cuando Marta Higueras decidió ceder la portavocía. Y todo eso no por mantener un trocito de nuestro espacio, sino para garantizar el modelo. Pero el acuerdo no se cumplió nunca. Las reglas básicas de integración de mayorías y minorías se incumplieron totalmente”.

“No hemos venido a cobrar un sueldo de oposición. Rita (Maestre) se encarga de tenernos aparcados y ese no es el plan. Hemos hablado con otras fuerzas, la receptividad ha sido buena. De seguir como estamos, vamos otra vez a ninguna parte. Damos un paso al frente. Y si de este proceso deriva que hemos fracasado, nos iremos”, afirmó.

José Manuel Calvo afirmó que otro de los motivos para la creación de Recupera Madrid es la “oposición inexistente al señor Almeida. Se están cometiendo todo tipo de barbaridades, se quiere soterrar una de las vías que hay bajo el parque del Retiro, la participación ciudadana se recorta de manera sistemática, es la capital en la que peor se respira en Europa... y a Almeida le basta con hacer una gracieta de vez en cuando para subir su popularidad”. Por eso, quieren “una oposición solvente” que denuncie las “barbaridades” de este gobierno. “En Madrid no hay alternativa de progreso frente a Almeida y la extrema derecha”.

Queda un asunto pendiente: su estatus jurídico dentro del Pleno Municipal. “Hemos elevado una consulta jurídica a los órganos del Pleno para que se pronuncien acerca de la situación en la que estamos los concejales y las concejalas. Lo dejamos en manos de la secretaría general del Pleno”.